ECOLOGISTAS EN ACCIÓN PRESENTA ALEGACIONES CONTRA AMBOS

Arremeten contra dos macro proyectos ganaderos en Guadalajara "insostenibles"

Ecologistas en Acción (EA) Guadalajara ha presentado alegaciones a dos proyectos de ganadería industrial, en los municipios de Tordesilos y Luzón, que ha calificado de "insostenibles".

En concreto, ha alegado contra la concesión de aguas subterráneas que la promotora de la macrogranja de 2.000 cabezas de porcino de Tordesilos ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) en base a varios errores de redacción del proyecto, que omite datos o carecen de veracidad como la parcela donde se ubica.

Y ello, aunque en el proyecto sometido a Evaluación Ambiental y que la Consejería de Desarrollo Sostenible dictaminó como viable, aún afectando directamente al acuífero del humedal 'Laguna de Tordesilos', así como a la Zona de Especial Conservación 'Sabinares rastreros de Alustante-Tordesilos', ya fue denunciada en su día por EA.

De hecho, se entregaron más de un millar de firmas en contra de este proyecto, y los trámites administrativos continúan y es ahora el turno de solicitar concesión de aguas subterráneas, ha añadido el colectivo ecologista.

Además, ha señalado la necesidad de no pinchar y extraer más agua del acuífero que mantiene el humedal y espacio protegido 'Laguna de Tordesilos' y que se debe dar prioridad al abastecimiento humano, ya que "la Confederación debe velar por la calidad del agua frente al riesgo de nitrificación de las aguas subterráneas por los grandes aportes de nitratos procedentes de los purines (de 10.000 cerdos cebados al año)".

"Y lo más grave ha sido la modificación de caudal con respecto al proyecto de evaluación ambiental: de 7.000 metros cúbicos superará los 8.000, por lo que se ha engañado en el proceso de información pública ambiental y se supera la concesión de 1 l/seg de captaciones de escasa importancia", según estipula el 'Plan Hidrológico del Tajo', ha ampliado.

Además, a la macrogranja de 2.000 cabezas de porcino autorizadas por la Junta en abril de 2018, ha sumado ahora un nuevo proyecto para el cebo de 200 terneros en el municipio de Luzón.

"La cría intensiva conlleva graves impactos ambientales por la emisión de gases de efecto invernadero, los malos olores generados por la gestión de los estiércoles y purines, así como la gran demanda de agua para su alimentación y limpieza", ha explicado.

Este proyecto se ubica dentro de la Zona de Especial Conservación ( ZEC), de 'Parameras de Maranchón', 'Hoz del Mesa' y 'Aragoncillo', poniendo en riesgo "la calidad de las aguas del acuífero del Río Tajuña, que está a menos de 2 kilómetros del casco urbano y supone una acumulación de proyectos que no ha sido evaluada", ha añadido.

Por ello, EA Guadalajara ha solicitado "una vez más" que la Administración regional "vele por el desarrollo sostenible, salvaguarde el patrimonio natural y evite la nitrificación de la aguas, y sobre todo sea beligerante con la omisión de datos, el control y la vigilancia de explotaciones intensivas que generan graves impactos sociales y ambientales".

"Esta organización espera que ambos proyectos sean desestimados y no mermen la calidad de vida de los habitantes de estos dos núcleos rurales de la comarca molinesa", ha concluido. 

Compartir