INYECCIÓN PARA AFRONTAR LOS GASTOS DERIVADOS DE LA PANDEMIA

El PP pide a Page un 'fondo COVID' de cien millones para los 919 ayuntamientos de Castilla-La Mancha

Paco Núñez (centro) junto a varios alcaldes del PP este jueves en las Cortes de Castilla-La Mancha Paco Núñez (centro) junto a varios alcaldes del PP este jueves en las Cortes de Castilla-La Mancha

El PP de Castilla-La Mancha ha pedido este jueves que la Junta de Comunidades cree un fondo dotado con 100 millones de euros para aportar liquidez a los ayuntamientos, de forma que puedan hacer frente a los gastos sobrevenidos por la COVID-19 y ofrecer ayudas a los vecinos de sus municipios.

En una rueda de prensa telemática, previa a la celebración del pleno que este jueves se celebra en las Cortes regionales, el presidente del PP castellano-manchego, Paco Núñez, ha solicitado al Ejecutivo autonómico la creación de este fondo, y ha apuntado que la Comunidad de Madrid ha habilitado uno dotado con 130 millones.

Núñez ha propuesto que el fondo para los 919 ayuntamientos de Castilla-La Mancha se divida en tres líneas, la primera de ellas encaminada a sufragar los gastos extraordinarios a los que han tenido que hacer frente las administraciones locales, como compra de equipos de protección o medidas de desinfección por la pandemia.

La segunda línea debería ir "directamente a las familias", ya que Núñez ha defendido que los alcaldes han sido "los primeros que están ayudando a las personas que lo necesitan" mediante la compra de alimentos de primera necesidad o medicamentos.

Por último, Núñez ha propuesto que la tercera línea esté destinada al impulso de la economía local, para que las tiendas de los municipios, los pequeños hosteleros, "el que tiene el bar del pueblo o el propietario de una casa rural" no se vean abocados a cerrar.

"Con esos cien millones de euros podremos contribuir a que los 919 alcaldes sean protagonistas" de la recuperación, ha defendido Núñez, que ha aseverado que es "un firme defensor del municipalismo" y ha recordado que fue alcalde de Almansa y presidente de la Diputación de Albacete.

En este sentido, ha advertido de que no va a permitir que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, "insulte a los alcaldes" y les "falte al respeto" como a su parecer hizo cuando dijo que los regidores, durante la pandemia, se habían dedicado a "cerrar parques" o a la limpieza de las calles.

Núñez también ha considerado "fundamental" que la Junta de Comunidades redacte un plan de contingencia para la vuelta al trabajo de los empleados municipales y pague el 100 por ciento de lo que tiene pendiente de planes de empleo o ayuda a domicilio.

Asimismo, ha calificado de "fundamental" impulsar un plan de digitalización del mundo rural y ha pedido que se garantice el transporte público entre los municipios.

Reclamación del IVA al Gobierno de España

Núñez, que ha ofrecido la rueda de prensa acompañado por cinco alcaldes de su partido que además representan al PP en las diferentes diputaciones provinciales, ha subrayado que su partido ofrece "propuestas en positivo y soluciones" y, en esta línea, también ha pedido que el Gobierno autonómico reclame al central los 135 millones de euros que se adeudan a la comunidad autónoma por la liquidación del IVA de 2018.

De este modo, ha recordado que en marzo, su partido ya pidió que se invirtieran estos 135 millones de euros en la compra de material para hacer frente a la COVID-19 y ha subrayado que "hoy sigue de actualidad esta petición".

Por otro lado, también ha pedido que García-Page solicite "de manera inmediata y por escrito" que "de manera urgente" se convoque el Consejo de Política Fiscal y Financiera para que se garantice que el reparto de fondos de la COVID-19 para las comunidades autónomas se va a adecuar "no solo al criterio poblacional, sino también a las circunstancias de la pandemia en cada región y las territoriales".

La Junta ve la petición "pobre"

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha señalado que los 100 millones de euros que ha pedido el presidente del PP, Paco Núñez, para que los ayuntamientos de la región contribuyan a la recuperación económica son "pobres" y ha defendido que el Ejecutivo autonómico apuesta por la financiación local.

En su intervención en el pleno de las Cortes, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha indicado que la Junta con las líneas de financiación de autónomos (80 millones de euros) y la orden de medidas excepcionales (14 millones) está "muy aproximado" a la cantidad que piden los 'populares'.

Ruiz Molina ha afirmado que en la anterior legislatura la Junta aumentó la financiación para entidades locales más de un 60 por ciento llegando hasta los 225 millones de euros. "Yo creo que no está mal teniendo en cuenta las limitaciones que tenemos a la hora de aprobar el techo de gasto", ha agregado.

El PSOE cuestiona a Núñez

De su lado, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ana Isabel Abengózar, ha cuestionado que Núñez aparezca "rodeado de alcaldes cuando es el presidente de un partido que en su propio programa electoral no contempla absolutamente nada para los ayuntamientos" y ha calificado esta foto de "postureo".

Con ello, ha afirmado que lo que tiene que tener claro Núñez es que el presidente regional, Emiliano García-Page, "está dialogando, sentándose con las diputaciones provinciales de la región para llegar a un acuerdo, un acuerdo post-COVID".

Abengózar ha adelantado que el acuerdo con las instituciones provinciales incluirá como "primer punto" la exigencia al Gobierno de España de que "se derogue la ley del PP y que los ayuntamientos puedan usar su superávit y destinar ese dinero a los gastos que ha supuesto el COVID-19 en cada uno de nuestros pueblos".

"Vamos a pedir derogar una ley injusta. Una vez más, para hablar de recuperación, tenemos que derogar algo que puso en marcha el PP. Esa es la verdad", ha apuntado la portavoz socialista, quien ha defendido la vocación municipalista del PSOE y del presidente regional, Emiliano García-Page.

Con ello, ha criticado que el PP de Paco Núñez pida un fondo de liquidez de 100 millones de euros para ayuntamientos, mientras que hay 35.000 millones de euros en los bancos de superávit que los municipios no pueden utilizar por la ley aprobada por los 'populares'.

Compartir