DURO COMUNICADO DE LOS SINDICATOS

Vuelve a saltar por los aires la negociación del teletrabajo en la administración de Castilla-La Mancha

Los sindicatos CCOO, CSI-F, STAS y UGT de Castilla-La Mancha han acusado este lunes al Gobierno regional de "dinamitar" la negociación del teletrabajo pese a que la pandemia por la covid-19 continúa y los datos están "muy lejos de la normalidad".

En un comunicado conjunto, los cuatro sindicatos han señalado que el Ejecutivo autonómico "ha forzado la ruptura de las negociaciones y el posicionamiento en contra" de todas las organizaciones sindicales con un acuerdo "al alcance de la mano" y con la "disposición absoluta" de los sindicatos a continuar con la negociación.

De hecho, han indicado que "sólo faltaban algunos detalles y un poco más de tiempo", por lo que han lamentado que la Administración no lo haya dado y haya obligado a votar una propuesta que no estaban en disposición de apoyar y provocar así la "ruptura absoluta".

En concreto, han asegurado que han pedido a la Administración un día más, "24 horas para intentar acercar posturas y poder cerrar el acuerdo", si bien han apuntado que "querían cerrarlo como fuera, incluso sin acuerdo".

Las cuatro organizaciones sindicales han recordado que desde que se aprobó el Real Decreto-Ley de septiembre que regula el teletrabajo cada autonomía tenía que desarrollar en seis meses su propia normativa para adaptarla a la nacional.

Han expresado que en Castilla-La Mancha "hemos ido tarde como casi siempre" y aún así han mantenido durante toda la negociación una postura "constructiva" y con el objetivo de evitar un "ruido externo excesivo" porque creían que merecía la pena y que el Gobierno regional iba a estar a la altura.

Sin embargo, han reconocido que se equivocaron y tras seis reuniones y un preacuerdo pendiente de ratificación han consultado a los empleados públicos y han constatado que no iban a firmar el acuerdo ante lo que la Administración ha decidido dejar sin efecto el citado preacuerdo.

Además, han señalado que no entienden que, teniendo un acuerdo a la vista, el Gobierno regional "rompa la negociación y fuerce el desacuerdo en una materia tan sensible y en un momento tan delicado", pero de todos modos le han instado a convocar la Mesa General para ver si son capaces de cerrar un acuerdo. 

Compartir