REPORTAJE EN EL MUNDO DE ESTE DOMINGO

Castilla-La Mancha, un invento que alimenta a España

Un vecino en moto en Campo de Criptana. Foto de El Mundo para ilustrar el reportaje.
Un vecino en moto en Campo de Criptana. Foto de El Mundo para ilustrar el reportaje.

El periódico El Mundo publica este domingo un amplio reportaje en el que analiza las luces y las sombras de Castilla-La Mancha, la realidad y el pasado de "una autonomía alumbrada en 1978", que se ha convertido en una potencia agrícola, al tiempo que es una de las regiones con menor renta de Europa.

Bajo el título "Castilla-La Mancha, un invento que alimenta a España", el autor del reportaje, Raúl Conde, señala la "dicotomía" que configura "la base de la personalidad de Castilla-La Mancha. Castellana es Guadalajara entera y parte de Toledo y Cuenca. Manchegas son Albacete, Ciudad Real y el sur conquense y toledano. Casi un millar de municipios en las cinco provincias. Apenas dos millones de habitantes en un territorio que supone más del 15% de la superficie española. Una región inventada al abrigo del Título VIII de la Constitución, cuando se puso en marcha el café para todos de las autonomías". 

Junto a ello, destaca el hondo sentimiento nacional de la región. "Los castellanomanchegos (89,2%) son, después de los extremeños y los madrileños, los ciudadanos del país que más se identifican con España, según diversas encuestas. El desapego por las instituciones de autogobierno es tal que en algunas provincias, cuando la gente acude a la sede del Gobierno autonómico no dice «tengo que ir a la Junta», sino que recurre a la metonimia: «Tengo que ir a Castilla-La Mancha". 

Economía

En el plano económico, señala que "el turismo supone más del 11% del PIB de Castilla-La Mancha y se ha consolidado como uno de sus pulmones económicos. Pero el futuro se tambalea por un tejido productivo débil. La renta per cápita es la penúltima en la lista de comunidades autónomas. Los dos principales corredores industriales, dentro del radio de acción de Madrid, son los del Henares, en Guadalajara; y la Sagra, en Toledo. Talavera de la Reina, en cambio, languidece tras el crack de la construcción. Y en Cuenca se sigue debatiendo sobre la conveniencia del almacén nuclear".  Añade que "la agroalimentación tira del carro".

Como problemas, se citan, entre otros,  la despoblación, aunque "la otra herida por la que supura Castilla-La Mancha es el agua. La sangría del Tajo, maltratado por los trasvases y la sequía, ha secado los pantanos de la cabecera (Entrepeñas y Buendía), que apenas cubren el 11% de su capacidad; y ha laminado el río a su paso por Toledo y Talavera".

Pueden leer el reportaje completo en el siguiente enlace:

http://www.elmundo.es/espana/2017/08/13/598f107222601d5a108b466c.html

 

COMPARTIR: