25 de septiembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

EL PP YA PIDE SU CESE A GARCÍA-PAGE

García Molina, en el ojo del huracán político en Castilla-La Mancha

José García Molina, de perfil, escucha a García-Page durante el Consejo de Gobierno de este martes. Foto: Héctor Martín.
José García Molina, de perfil, escucha a García-Page durante el Consejo de Gobierno de este martes. Foto: Héctor Martín.

Pocas veces en la historia democrática de Castilla-La Mancha, quizá porque ambas partes la habían negado con insistencia hasta poco antes, una decisión política había provocado tanto desconcierto. La entrada por sorpresa de Podemos en el Gobierno autonómico presidido por el socialista Emiliano García-Page, después de varios meses de duros reproches mutuos tanto en público como en privado, ha situado al recién nombrado vicepresidente segundo de la Junta y secretario regional de la formación morada, José García Molina, en el ojo del huracán político castellano-manchego.

Solo un mes después de su toma de posesión, sin haber tomado todavía decisión alguna que afecte a la vida de los castellano-manchegos, el PP ya ha pedido a García-Page que cese a García Molina aprovechando unas palabras del líder regional de Podemos, talaverano de adopción pero barcelonés de nacimiento, apoyando la celebración de un referéndum "con garantías democráticas" para que Cataluña pueda votar por sí o no a la independencia. 

Pese a que García Molina ha asegurado públicamente que él votaría "no" a la independencia, los 'populares' castellano-manchegos han hecho un ofrecimiento claro al presidente García-Page: apoyarle los presupuestos regionales de 2018 y darle estabilidad hasta el final de la legislatura a cambio de bajar los impuestos y de cesar a su flamante vicepresidente segundo, del que han llegado a decir que "ataca la unidad de España".

Sobre este ofrecimiento del PP, el diputado regional del PSOE Emilio Sáez ha destacado que "el Partido Popular no es de fiar cuando ofrecen su apoyo a los presupuestos a cambio de un cese de un miembro del Gobierno de Emiliano García-Page", ya que "tuvo una oportunidad con la negociación de los presupuestos 2017 para mostrar el apoyo a la ciudadanía y, sin embargo, sus enmiendas proponían recortes en educación, sanidad y servicios sociales".

"No pueden pretender recortar derechos y servicios y venir ahora como salvaguardas de la región", ha añadido Sáez, quien ha realizado estas declaraciones en un encuentro con los medios de comunicación que ha tenido lugar en el estand del PSOE, en la Feria de Albacete.

"No estamos para trampas"

Sin embargo, también desde la Feria albaceteña, el portavoz del Grupo Parlamentario del Partido Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares,ha reitrado el ofrecimiento realizado por su partido para apoyar los presupuestos del año 2018 y ha asegurado que no es "ninguna trampa ni ningún navajazo" sino un acto "generoso", pensando en la "unidad del país y en lo mejor para Castilla-La Mancha". "No estamos para trampas; trampas es pedir consejerías, vicepresidencias o asesores, como Podemos; ofrecemos con la mano abierta poder caminar juntos en beneficio de los ciudadanos", ha asegurado el portavoz 'popular'.

Según Cañizares, en referencia a García Molina, los ciudadanos "no entienden" que la región tenga un vicepresidente "a favor de un referéndum ilegal en contra de la unidad de España". Por ese motivo, ha continuado, están dispuestos a apoyar al jefe del Ejecutivo autonómico en la futura aprobación de los Presupuestos de 2018, con la "única condición" de que bajen los impuestos y cesen a los miembros de Podemos de su Gobierno.

"Nosotros no vamos a pedir consejerías ni vicepresidencias, liberados ni asesores sino que pedimos que el dinero que se va a ahorrar Page con el apoyo del Partido Popular lo destine a sanidad".

Y es que la entrada de dos miembros de Podemos en el Gobierno regional, el vicepresidente García Molina y la consejera Imaculada Herranz, ha levantado suspicacias no solo en el centro-derecha político sino también en otras formaciones de izquierdas. De hecho, el coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo, ha señalado que va a reunirse con el propio García Molina para abordar la participación de Podemos en el Ejecutivo autonómico y, también, el papel de las dos diputadas nacionales de Unidos Podemos en el Gobierno de España, Gloria Elizo (Podemos) y María Teresa Arévalo (IU).

El líder de IU en Castilla-La Mancha ha indicado que su formación va a aprovechar esta reunión para recordarle a los nuevos miembros de Podemos en el Gobierno regional que "gobierne quien gobierne, la educación se defiende". "Nos va a dar igual quién esté en el Gobierno, si no se hace una política que entendemos que es la adecuada, la criticaremos, eso lo sabe Podemos", ha añadido.

Dos Podemos distintos y una advertencia

En este sentido, para Crespo hay un "Podemos social y un Podemos en el Gobierno". "Hay una parte más apoyada en las instituciones y otra que está más apegada a la sociedad, o nosotros por lo menos lo percibimos", ha agregado sobre el nuevo papel de la formación morada en el Gobierno regional y el que puedan defender sus bases en Castilla-La Mancha.

Asimismo, cuestionado sobre la posible confluencia de ambas formaciones de cara a las próximas elecciones autonómicas de 2019, Crespo ha incidido en que IU entiende la confluencia como "un proceso de convergencia", en el que se realicen propuestas concretas y se aúnen planteamientos "fundamentales para defender la educación, la sanidad o las políticas sociales".

"Esperamos encontrarnos con Podemos. Hasta ahora nos hemos encontrado en temas sociales y esperemos seguir encontrándonos con ellos. Si eso es así, evidentemente podemos llegar a una confluencia que se basará en un programa común que someteremos a las bases de IU", ha aseverado Crespo.

No obstante, el responsable de IU en la región ha puntualizado que "si las actividades en el Gobierno regional de Podemos llegan a ser antisociales", su formación no podrá alcanzar esta confluencia con la formación morada. "Esperemos que la actividad de Podemos sea igual que hasta ahora y se pueda confluir".

COMPARTIR: