FUROR EN ALEMANIA

Se agotan en minutos los test rápidos puestos a la venta en Lidl y Aldi

Los primeros test rápidos de venta libre en Alemania se han agotado en minutos en la cadena de supermercados que los comercializa desde este sábado, informan varios medios alemanes.

Las tiendas del gigante alemán de la distribución Aldi ofrecían desde hoy, como habían anunciado a lo largo de esta semana, envases de cinco test rápidos a 25 euros la caja.

Según "Zeit", en distintas filiales de los estados de Berlín y Brandeburgo los test se habían agotado minutos después de las siete de la mañana, la hora de apertura. Desde otras ciudades han llegado informaciones similares.

Medios alemanes también han difundido imágenes de colas en la puerta de los supermercados Aldi, al amanecer, con mascarillas y carros de compra en los aparcamiento, antes de que abriesen sus puertas.

Aldi, que consciente de la potencial demanda había limitado la cantidad de envases de test que podía comprar cada cliente, ha avanzado que en breve repondrá.

La cadena rival Lidl, que empezó también a ofrecer este sábado los test rápidos de coronavirus pero solamente en su página web, sufrió problemas con el servidor por un exceso de visitas.

Está previsto que en los próximos días otras grandes cadenas de distribución alemanas, como Rewe y Edeka, así como las droguerías dm y Rossmann, comiencen también a comercializar los test rápidos. Las farmacias han indicado asimismo su intención de venderlos.

Los test rápidos, pilar clave

Los test rápidos son, junto a la campaña de vacunación, un pilar clave de la estrategia de desescalada del Gobierno alemán. El Ejecutivo cree que el uso masivo de estas pruebas ayudará a detectar más rápidamente a los infectados y cortará las cadenas de contagios.

Alemania registró en las últimas 24 horas de 9.557 nuevos casos y 300 muertes por coronavirus en las 24 horas previas, cifras ligeramente inferiores a las contabilizadas el sábado anterior.

La incidencia acumulada en los últimos siete días en todo el país asciende a 65,6 casos por cada 100.000 habitantes, con lo que esta variable sigue estable. En comparación, la incidencia acumulada ayer era de 65,4 y hace una semana, de 63,8.

En total, Alemania suma 2.492.079 personas infectadas, de las que unas 2.299.400 se han recuperado, y 71.804 muertos a causa del Sars-CoV2.

Según datos de este viernes, Alemania ha vacunado a 4,915 millones de personas, de los que sólo 2,410 millones han recibido las dos dosis (2,9 % de la población).

Compartir