CRITICAN LOS NUEVOS PRIVILEGIOS QUE LLEGAN

El nuevo Gobierno Page-Podemos se estrena indignando a sindicatos y funcionarios

Page, Guijarro, García Molina y Ruiz Molina, este jueves en las Cortes. Fotos: Héctor Martín.
Page, Guijarro, García Molina y Ruiz Molina, este jueves en las Cortes. Fotos: Héctor Martín.

El nuevo Gobierno de Castilla-La Mancha, con dos nuevos miembros llegados desde Podemos, echaba a andar este jueves bajo una lluvia de críticas lanzadas desde el PP y Ciudadanos. A primera hora de la mañana José García Molina e Inmaculada Herranz tomaban posesión en el toledano Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia de la Junta, como vicepresidente segundo del Ejecutivo y como consejera para el Plan de Garantías Ciudadanas. Lo hacían en presencia del secretario de Organización de su partido, Pablo Echenique, que aseguraba a los medios de comunicación: "Aunque lo que ha tenido lugar en Castilla-La Mancha no sea directamente extrapolable a otros territorios, espero que marque el rumbo de lo que puede pasar en el ámbito estatal, porque el PP está haciendo mucho daño a nuestro país y la única manera de echarles antes del año 2020 es una moción de censura".

Por contra, el presidente del Gobierno castellano-manchego, el socialista Emiliano García-Page, advertía que "no hay que sacar conclusiones de ningún tipo" de lo ocurrido en Toledo, ni el pacto de Gobierno entre PSOE y Podemos tiene que ser "exportable" a otras comunidades autónomas o al resto de país. En la misma línea, García Molina también se  se desmarcaba de su compañero Echenique y, en una entrevista radiofónica previa a su toma de posesión, negaba que el pacto castellano-manchego sea un banco de pruebas extrapolable, aunque se mostraba consciente de que se seguirá con lupa para ver si funciona, porque son "los primeros" (en referencia a Podemos Castilla-La Mancha) en entrar en un Ejecutivo con los socialistas.

El flamante vicepresidente García Molina, a preguntas de los medios tras tomar posesión, pedía también "callar" a las voces críticas que desde dentro de su formación se oponen a que forme parte del Gobierno del socialista Emiliano García-Page, alegando que las bases castellano-manchegas han hablado "claramente", pues el 80 por ciento de ellas han avalado esta opción."Si vinimos para gobernar y se abre una ventana, hay que aprovecharla. La gente, mayoritariamente, lo ha entendido así y eso es lo que hemos hecho", ha zanjado el secretario regional de Podemos en Castilla-La Mancha.

También el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha felicitado a García Molina y a Herranz, a través de su cuenta de Twitter, y les ha dicho que tienen el reto de demostrar que "gobernando" pueden mejorar la vida de los ciudadanos.

García-Page, por su parte, ha explicado en su intervención que, los objetivos del Gobierno que preside, ahora con dos miembros de Podemos, son "recuperar la autoestima colectiva y el estado del bienestar", además de continuar con el "proyecto de reconstrucción" de la región. Para ello, se espera que el presupuesto de la Junta para 2017 sea aprobado en las Cortes de Castilla-La Mancha, con los voto favorables de PSOE y Podemos, el próximo 31 de agosto, después de que este mimo jueves la Cámara rechazase la enmienda a la totalidad de las cuentas presentada por el PP, que ha criticado que las mismas que las partidas de educación, sanidad y bienestar social crecen menos que la media, mientras que crecen por encima la deuda y pago de intereses. El aumento del presupuesto, para los 'populares', trae "más altos cargos" y un aumento del número de consejeros, según el portavoz Francisco Cañizares.

Dureza máxima desde el PP

 

Antes de iniciarse el pleno celebrado este jueves en las Cortes regionales, donde María Díaz ha tomado posesión como diputada y ha sido elegida vicepresidenta primera de la Cámara, cargo en el que sustituye al propio García Molina, el Grupo Popular en pleno ha comparecido en la sala de prensa de Gilitos para dejar claro que "no va a consentir que Castilla-La Mancha se convierta en una sucursal política de Venezuela". 

El secretario general del PP en Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, en relación al nuevo Gobierno regional, que ha definido como "podemita socialcomunista", ha señalado que "Castilla-La Mancha no se merece esta humillación". "Tienen que ser los castellano-manchegos los que decidan porque en las elecciones dijeron mayoritariamente que querían que gobernase el PP. Ahora la voluntad de los castellano-manchegos ha quedado apartada con este pacto de mutuo auxilio, para que Page siga en su puesto y para que Podemos toque moqueta y entre en el Gobierno", ha añadido.

Tirado ha recordado también que el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, "dijo de manera solemne que jamás pactaría con Podemos". "Pues bien, ya sabemos quién es Page", ha señalado el líder 'popular', que sobre la formación morada ha dicho: "Se han vendido por un plato de lentejas. Por un 'nespage' para toda la vida. Por más asesores y más cargos". "¿Venían a cambiar qué?", se ha preguntado.

El PSOE de Castilla-La Mancha, por su parte, ha rechazado "utilizar" la región para algo distinto a "solucionar los problemas" de los ciudadanos, ha indicado la portavoz del grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández.

Inicio con polémica

Tras la rueda de prensa se ha iniciado un pleno en el que se ha rechazado, con los votos de los 15 diputados del PSOE y los dos de Podemos, la enmienda a la totalidad presentada por el PP al proyecto de Ley en Materia de Gestión y Organización de la Administración y otras Medidas Administrativas, que ha generado gran indignación entre los sindicatos y buena parte de lo funcionarios públicos de Castilla-La Mancha, que han denunciado que abre la puerta a los altos cargos políticos, nombrados "a dedo" en algunos casos, "consoliden el máximo nivel retributivo que han recibido mientras ocupaban estos puestos".

UGT, sin ir más lejos, ha lamentado que se garantice a los altos cargos que, "durante el resto de su vida profesional, su retribución se vea incrementada sin haber participado en los procesos objetivos que permiten incrementar las retribuciones al personal de la Administración" que son "promoción interna, promoción directa en el puesto, concurso General de méritos". Por ese motivo, CSIF también ha anunciado movilizaciones y STE ha hecho público un fotomontaje en el que se ve a García Molina como agraciado de un 'sueldo Nespage', en referencia a la famosa iniciativa de una famosa marca de café que sortea cada año un sueldo vitalicio entre sus consumidores. CCOO, por su parte, ha calificado como "inmorales, impresentables e inquietantes" las enmiendas de PSOE y Podemos.

Por último, también con los votos en contra del PSOE y Podemos, la Cámara ha rechazado la enmienda a la totalidad de los Presupuestos de la Junta para 2017 presentada por el PP. Así, las cuentas superan un trámite más y avanzan hacia su previsible aprobación, prevista para el próximo 31 de agosto. Aunque el diputado morado David Llorente, contrario a la entrada de su partido en el Gobierno de Page, se ha encargado de recalcar que "no son nuestros presupuestos" sino que "son los del PSOE", lo cierto es que, desde que tengan luz verde, serán los que permitan a Podemos demostrar si, como defienden, están capacitados para gobernar y cambiar a mejor la vida de los castellano-manchegos.

COMPARTIR: