LA CONSEJERA RECONOCE QUE NO HAY CERTEZAS

Castilla-La Mancha asume que el próximo curso no podrá ser normal y refuerza la vía telemática

Rosa Ana Rodríguez, consejera de Educación, Cultura y Deporte (Foto: JCCM) Rosa Ana Rodríguez, consejera de Educación, Cultura y Deporte (Foto: JCCM)

Muchísimas dudas y casi ninguna certeza sobre cómo será el próximo curso escolar en España y en Castilla-La Mancha. Lo único que parece claro es que será atípico y que las clases presenciales no se recuperarán en las mismas condiciones que había antes de la crisis sanitaria del coronavirus. "Nuestro posicionamiento, nuestra ilusión, nuestro mejor planteamiento es abrir los centros como los dejamos en marzo, algo que probablemente no pueda pasar", ha asegurado la consejera de Educación. El sistema telemático va a ser clave para seguir formando a los alumnos a distancia y ya está siendo reforzado.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha considerado "una aventura" hablar de la planificación educativa de las aulas en septiembre pero ha considerado "importante" pensar que habrá que reutilizar "el sistema telemático", porque "probablemente el curso que viene" se va a tener que desarrollar en este formato.

Así ha reaccionado la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Rosa Ana Rodríguez, en rueda de prensa, tras las declaraciones de la ministra del ramo, Isabel Celaá, anunciando que las clases tendrán que reducir su número de alumnos a la mitad el próximo curso 2020-2021, con un máximo de 15 por aula, si antes no llega la vacuna contra el coronavirus, compaginando, además, la docencia presencial con la telemática.

Aunque la titular castellano-manchega ha mencionado que no se "puede hablar de certezas absolutas", a preguntas de los medios sobre la posibilidad de ampliar aulas, Rodríguez ha señalado que no se podrían ampliar todas las aulas, sino que habría que acomodarse a los espacios que ya existen en la región. No obstante, ha señalado que "el número de alumnos y espacios los marcará la autoridad sanitaria"

"Nuestro posicionamiento, nuestra ilusión, nuestro mejor planteamiento es abrir los centros como los dejamos en marzo, algo que probablemente no pueda pasar", ha asegurado la consejera, que ha remarcado que su departamento trabaja en "distintos escenarios", puesto que no es lo mismo un centro en zonas rurales que entornos urbanos, o los centros de Educación Infantil que los institutos.

En esta línea, ha señalado que la alternativa tiene que pasar "por intentar recrear el sentimiento de grupo y la comunicación", en las fórmulas que planteen el mes de septiembre, porque es un elemento muy importante en el desarrollo del alumnado, pero siempre respetando la protección del mismo, garantizando el distanciamiento o el resto de normas que se marquen en materia sanitaria.

De cara a los próximos días, para afronta la finalización del presente curso, la consejera ha avanzado que la reapertura de los centros educativos responderá en primer lugar a la necesidad desde el punto de vista administrativo, ya que la presencia de este personal es necesaria para llevar a cabo distintos procedimientos, así como para posibles tutorías de alumnos de 2º de Bachillerato, segundos cursos de grado y 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Para ello, ha precisado que se pondrá en marcha ya la limpieza y desinfección de las instalaciones, pero de cara a septiembre ha considerado que "es pronto" para saber cómo tendrá que afrontarse el inicio del nuevo curso y que, en cualquier caso, tendrán que adaptar los espacios que existen a las pautas que se marquen en cuanto a ratios de alumnos.

Las notas de este curso

Por otra parte, Rodríguez ha explicado que los equipos docentes de cada dentro educativo en las distintas etapas decidirán si un alumno suspende o promociona, pero no de manera automática sino que esta decisión tendrá que estar sustentada en que el alumno reúna el aprendizaje suficiente y pueda afrontar el próximo cuso. Así se lo ha hecho saber la consejera a la comunidad educativa en la videoconferencia del Gobierno de Castilla-La Mancha con representantes de los distintos sectores educativos así como al Consejo de Gobierno y de manera posterior en una rueda de prensa.

Rodríguez ha aseverado que un alumno puede repetir si así lo deciden las comisiones de evaluación de los equipos docentes o puede promocionar pero en base a criterios de "flexibilización y capacitación" y con la prioridad de "hablar de competencias más que del número de materias para aprobar o suspender".

La titular regional de Educación ha informado de que este miércoles 6 de mayo el Ejecutivo autonómico publicará en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha todas estas instrucciones relativas a la evaluación, promoción y titulación del alumnado, que también se harán llegar a los centros y especificadas para cada uno de los niveles y con un apartado para inclusión educativa.

En este sentido, ha resaltado que los centros y el profesorado utilizarán en este tercer trimestre procedimientos de evaluación "diversos" y consecuentes con la educación a distancia a causa de la crisis sanitaria del coronavirus y que se centrarán en la evaluación continua.

De esta manera, ha explicado, cada alumno tendrá un informe pormenorizado con respecto al aprendizaje adquirido y al que no haya podido acceder, lo que contribuirá también al replanteamiento curricular de cara al próximo curso que, según Rodríguez, también será "extraordinario" dadas las circunstancias.

Ha insistido en que serán los equipos docentes los que se encarguen de la evaluación de cada alumno, por ser "los que técnicamente están mejor preparados y conocen al alumnado" y que la repetición se considera una "medida excepcional" y deberá ir acompañada de un plan de recuperación.

Con respecto a las calificaciones, ha apuntado que habrá convocatorias ordinarias y extraordinarias, de manera que los centros realizarán planes de recuperación para dar una "segunda oportunidad" a los alumnos que suspendan algunas de las asignaturas.

Compartir