ASÍ LO HA AVANZADO BLANCA FERNÁNDEZ

La opinión de los expertos será clave en la relajación de restricciones en Castilla-La Mancha

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha sacado pecho por la notable mejoría de todas las estadísticas al cumplirse un mes del decreto que cerró perimetralmente todos los municipios de la región, adelantó el toque de queda y clausuró la hostelería, medidas ya relajadas y que han provocado aplacar los peores momentos de la tercera ola de la pandemia.

En rueda de prensa, ha recordado que el lunes 18 de enero, momento en el que se elevaron las restricciones, la incidencia acumulada de casos a 14 días era de casi 1.300 por cada 100.000 habitantes, y cuatro semanas después se ha reducido a 314.

De 1.400 camas hospitalarias ocupadas por pacientes COVID se ha pasado a poco más de 700; y el último registro ha reportado menos de 300 nuevos contagios en la jornada de este miércoles. Con estos datos, se ha preguntado qué hubiera pasado si no se hubieran tomado medidas, considerando que la situación de colapso hubiera llegado a los hospitales de la región.

"Evitarlo era el objetivo de las medidas. Lo hemos hecho con mucho sufrimiento de la economía. Se han salvado vidas, se han reducido los contagios, y poniendo en una balanza la economía y la salud, hemos puesto las medidas cuando ha sido necesario", ha zanjado.

Así, ha avanzado una desescalada "cautelosa y prudente", y de cara al Consejo de Gobierno del próximo sábado se analizarán las medidas propuestas por el Comité de Expertos con la vista puesta en relajar el nivel de restricciones del 3 al 2.

"Lo haremos si los expertos nos dicen que ya es posible, y sólo en ese momento lo haremos. Las conclusiones políticas están basadas en criterios sanitarios y lógicamente intentando salvar vidas, que se contagie la menos gente posible, y eso necesita una dosis de paciencia".

Acusa a Núñez de "irresponsable"

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha criticado al presidente del PP regional, Paco Núñez, a quien ha tachado de "irresponsable" después de que este mismo jueves formalizara frente a la sede del Ejecutivo autonómico su petición de suavizar aún más las medidas restrictivas alargando el toque de queda.

Así ha contestado en rueda de prensa a la maniobra del líder de la oposición, que minutos antes insistía en la necesidad de, entre otras cosas, abrir las barras de hostelería, extender el toque de queda y la apertura de los locales o permitir la práctica deportiva más todavía.

"¿Qué busca pidiendo que relajemos las medidas más rápido? Los expertos nos dicen que prudencia. Que la desescalada se hace despacio", ha reparado Fernández.

En este punto, se ha mostrado sorprendida por el hecho de que Núñez tenga "tan poco miedo" a aligerar las restricciones pero tenga mucho a hablar de la Operación Kitchen.

"¿A qué tiene miedo? ¿Qué represalia teme? ¿Por qué no cesa a José Ángel Cañas, que firmó un recibí de manos de Bárcenas? Esto recuerda a cuando el PP no quería cesar a Bárcenas", se ha cuestionado.

Compartir