MÁS DE 1.300

Sepa cuántos pacientes tiene asignados de media cada médico de familia en Castilla-La Mancha

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, este miércoles en Cabanillas El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, este miércoles en Cabanillas

Castilla-La Mancha se encuentra por debajo de la media nacional en el cupo de tarjetas sanitarias que atienden los profesionales de Atención Primaria, con un cupo medio de 1.347 tarjetas sanitarias.

Así lo ha destacado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, tras la firma del protocolo para la construcción de un nuevo centro de salud en Cabanillas del Campo, en un acto en el que ha acompañado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Fernández Sanz ha explicado que la Atención Primaria se ha convertido "en el nudo gordiano" de la atención sanitaria en estos momentos, con más de 24 millones de consultas anuales, habiendo atendido en 2020 un 4 por ciento más que en 2019.

Asimismo, ha indicado que el 21 por ciento de las personas que se atienden en Atención Primaria son pacientes crónicos, y ha recalcado que "sin la apuesta de Ejecutivo regional por las nuevas infraestructuras y las contrataciones de profesionales, esto no sería posible".

El titular de Sanidad ha avanzado que, a finales de 2021, ningún cupo ya sea de Medicina de Familia, de Enfermería o Pediatría tendrá más de 2.000 tarjetas sanitarias, respondiendo al compromiso adquirido por García-Page en el último Debate sobre el Estado de la Región.

Llamamiento a la responsabilidad

Por otra parte, y en relación a las próximas navidades y a la pandemia de covid-19, Fernández Sanz ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía, "ahora que estamos en unos momentos en que se está consiguiendo controlar razonablemente en número de casos y hospitalizaciones".

En este sentido, ha valorado la situación en la que se encuentra la provincia de Guadalajara en la trazabilidad de casos, que registraba un 80 por ciento en el control y seguimiento de casos a mediados de noviembre, mientras que Castilla-La Mancha era en esas fechas una de las tres primeras comunidades autónomas en trazabilidad y seguimiento de contagios de covid-19, con un 70 por ciento de casos.

Y ha recodado que la trazabilidad permite seguir la pista epidemiológica de los casos que se van conociendo, investigar los posibles contactos y la cadena y nexo epidemiológico y así cortar la cadena de transmisión.

Compartir