SE SEGUIRÁ USANDO MIENTRAS SEA "ÚTIL"

El Gobierno de España adelanta en Murcia un futuro sin trasvases pero no pone fecha a su cierre

El secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones, Hugo Morán, ha señalado que el trasvase "es una respuesta" como otra de las existen en la actualidad en el abastecimiento de agua, pero ha advertido de que, con un crecimiento de la demanda por encima de la capacidad de las cuencas, la realidad "dice que ya no va a haber posibilidad de trasvasar de unas a otras".

Un estudio pone fecha definitiva a la defunción del trasvase Tajo-Segura

Así lo ha asegurado a los periodistas el secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones antes de inaugurar en Murcia el III Congreso Ibérico de Restauración Fluvial RestauraRíos 2019, un encuentro de científicos, técnicos, responsables de gestión y colectivos sociales para analizar el estado de los ríos ibéricos.

Preguntado por la situación de la cuenca del Segura, Morán ha subrayado que "la prevista reducción de entre un 25 y un 40 por ciento del recurso implica que la práctica totalidad de las cuencas de este país van a entrar en situaciones de demanda por encima de la capacidad de respuesta de cada una de ellas".

"Si no tienes posibilidad para abastecer las necesidades de tu propia cuenca con tus recursos mal vas a poder transferir a otras", ha insistido el secretario de Estado, quien ha matizado que "mientras las herramientas de que dispongamos para gestionar la realidad del agua en este país sean útiles se seguirán usando".

Hugo Morán ha recordado que "a lo largo de décadas se han dado respuestas convencionales en momentos en que el fenómeno del cambio climático no condicionaba ese tipo de respuestas", pero en un futuro "esto no va a ser así y nos moveremos en escenarios de reducción de disponibilidades de recursos".

Por eso, ha propuesto "recurrir a las hasta ahora conocidas como respuestas no convencionales, que se van a incorporar con absoluta normalidad al conjunto de las fuentes que alimentan el sistema".

En este sentido, se ha referido a la desalación, "que ya permite disponer de un recurso del que no hace mucho tiempo no podíamos disponer" y se incorporarán "con normalidad" otras soluciones "basadas en la naturaleza", como la capacidad de recuperar aguas que se daban por no servibles e incorporarlas en un modelo de economía circular.

"En la medida en que seamos capaces de ir incorporando esas fuentes hasta ahora entendidas como no convencionales al sistema, estaremos anticipando respuestas a escenarios que nos van a llevar cada vez más a unos niveles de exigencia que no estábamos acostumbrados", ha subrayado.

COMPARTIR: