ACTO INSTITUCIONAL CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

La igualdad, una aspiración imparable en Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido a toda la sociedad que siga "regando la planta" de la igualdad entre hombres y mujeres, alertando de aquellos que hoy en día "quieren que se marchite". "Hay quien quiere dar marcha atrás". Así lo ha indicado durante la intervención que ha servido para clausurar el acto institucional con motivo de la celebración del 8 de marzo desde el paraninfo Luis Arroyo de la UCLM en Ciudad Real, que ha contado con la participación de la vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo, y donde García-Page ha aprovechado para reivindicar que fue un Gobierno socialista en la región el que en 2010 impulsó "la primera ley de toda Europa" en defender preceptos de igualdad entre hombres y mujeres y en defensa de la mujer.

Ha sido en este punto donde ha mandado un recado, de forma velada, a Unidas Podemos. "Fue una ley que no se improvisó de un día para otro y que se negoció con todos los colectivos y asociaciones, se discutió con expertos juristas y casi nos llevó a un conflicto constitucional", ha recordado.

El líder del Ejecutivo autonómico ha señalado igualmente que a la sociedad actual le toca "estar en guardia y vigilando" ante las voces que "buscan la confrontación en vez del consenso" en el discurso feminista.

Del mismo modo, García-Page ha llamado a la reflexión ante aspectos como la música actual, y si bien ha dejado claro que no es partidario de regular prohibiciones, ha apuntado que hay que pensar ante "tanto mensaje en canciones o ideas en redes sociales que son verdaderamente tremendas".

García-Page ha aprovechado para colar en su discurso su opinión al respecto de la financiación autonómica, apuntando que también es igualdad luchar por un reparto más justo. En esta línea, ha criticado a aquellos que, propugnando la igualdad entre hombres y mujeres, no hagan el mismo análisis en la fiscalidad o en el reparto de fondos entre comunidades autónomas.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha erigido la igualdad entre hombres y mujeres como el mimbre de la verdadera democracia, al tiempo que ha pedido a todo aquel que no se considere feminista que "se revise" si es demócrata.

Llamamiento a los hombres

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha tomado la palabra para pedir "luchar de la mano" hombres y mujeres, recalcando su agradecimiento a todas las personas que reivindican la celebración del 8 de marzo.

Fernández ha apelado a "lo mucho que queda por hacer", celebrando que el movimiento feminista "traspase fronteras" y luche también contra los atentados a las mujeres en todo el mundo.

Ha reivindicado que en España "la igualdad legal ya es una realidad", si bien ha recalcado las diferencias que aún existen, desde la brecha salarial hasta la menor presencia de la mujer en órganos directivos. "Aún seguimos estando infrarepresentadas en la empresa, en el arte, en la investigación, y un mundo más justo es un mundo más igualitario", ha enfatizado.

"Somos imparables"

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha arrancado su intervención como anfitriona dando la bienvenida a las autoridades, con especiales palabras de cariño para el presidente regional, Emiliano García-Page, "el presidente feminista".

"Es verdad que queda mucho, pero año tras año rompemos un techo de cristal que a veces parece de cemento. Estamos todos juntos en esta lucha, la lucha de nuestras abuelas, de nuestras madres, por nuestras hijas y por nuestros hijos", ha apuntado.

Ahora que se piensa en el futuro "hay que saber de dónde se viene", ha indicado reparando en que en las pinturas rupestres de las Cuevas de Altamira "no había mujeres" pese a que "siempre ha habido mujeres". "Somos imparables, porque somos muchas y somos todo".

Todas las premiadas

En el acto se han entregado varias distinciones, unos premios acompañados por primera vez de una escultura diseñada para este día consistente en una mano que se eleva sujetando simbólicamente el 8.

Entre las galardonadas, Cortes Muñoz, trabajadora social de la Fundación Secretariado Gitano, de la que el Gobierno regional destaca su labor a favor de inclusión y el empoderamiento de las mujeres gitanas; y Bienvenida Pérez, que a sus casi 93 años de lucha por los derechos de la mujer, se ensalza la larga trayectoria laboral y política donde "rompió moldes", y su labor más importante se ha desarrollado al frente de la Asociación de Amas de Casa y Consumidores.

La música Jimena Villegas también ha sido reconocida por su labor al frente de la orquesta Tocar&Jugar, una orquesta sinfónica integrada por personas de todas las edades y condiciones con una metodología participativa en la que las personas que saben van transmitiendo el conocimiento a aquellas que saben menos.

También ha recibido distinción Inma Haro, gran artista y mujer comprometida en la lucha por la igualdad; así como la artesana Mónica García del Pino, de la que se ha puesto en valor su labor para que la cerámica de Talavera y Puente del Arzobispo haya logrado ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

La periodista Ana Requena, cofundadora del eldiario.es y redactora jefa de Género desde 2018, ha recibido distinción por su trayectoria comprometida con la igualdad; y la Asociación de Mujeres Opañel ha merecido el galardón por ser una ONG comprometida con la igualdad de género, tal y como ha destacado el Gobierno regional.

La cita ha servido para hacer entrega del Premio Luisa de Medrano a Carlota Bustero, primera directora del Instituto de la mujer en España en 1983 y cuya aportación fue vital para defender, entre otros extremos, la Ley del Divorcio.

La encargada de poner voz a las premiadas ha sido la periodista Ana Requena, quien ha considerado que el feminismo es "lo que hacen tantas mujeres día a día, en la sombra". "El feminismo se hace con una tarea diaria, a veces invisible y no lo suficientemente reconocida", ha exhortado desde la tribuna de oradores, aprovechando para agradecer a sus compañeras de distinción su labor.

"Tenía claro que quería ser periodista y ya era feminista. Desde la facultad me preocupé en saber qué era la perspectiva de género y en cómo podía aplicarla en mi oficio. Sigo en ello, aprendiendo, equivocándome seguro, pero con ganas, convicción y cada vez con más compañeras que se han sumado a esta ola", ha afirmado Requena.

La periodista ha puesto el acento en que tras el 8 de marzo y todas sus celebraciones, llegará el 9 de marzo, por lo que hay que seguir trabajando.

Tras reparar en que "la extrema derecha está en las instituciones", ha enfatizado que "el feminismo tiene que decir que hay un mundo mejor, más feliz para todos". "Mis derechos no compiten con los de nadie y tengo claro que el debate es bueno pero sin herirnos", ha aseverado.

Compartir