CONSIDERA "URGENTE" UNA MOCIÓN DE CENSURA CONTRA RAJOY

Echenique plantea Castilla-La Mancha como "un lugar de aprendizaje" y presiona a Pedro Sánchez

Pablo Echenique.
Pablo Echenique.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha asegurado que su formación quiere comenzar a trabajar junto al PSOE en una nueva moción de censura contra el presidente Mariano Rajoy "nada más empezar el curso parlamentario", tras el parón estival, para conseguir trasladar a nivel nacional el pacto alcanzado en Castilla-La Mancha: un Gobierno de coalición entre socialistas y 'morados'.

"Si por nosotros fuera, sería nada más empezar el curso parlamentario. La urgencia la vive la gente que lo pasa mal", ha asegurado en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha señalado que debe ser el PSOE el que dé el paso.

Aunque Echenique ha asegurado que no van a fijar un ultimátum, sí ha avisado en varias ocasiones de que es "urgente" sacar al PP del Gobierno antes de 2020, cuando están previstas las próximas elecciones generales. "2020, para la gente que lo está pasando mal, está muy lejos", ha señalado.

Por ello, ha reafirmado que todos los esfuerzos de la colaboración parlamentaria que inauguraron PSOE y Podemos en julio deben estar orientados hacia la presentación de esa moción de censura lo antes posible, sobre todo teniendo en cuenta, según ha avisado Echenique, que el Gobierno tiene la capacidad de vetar las medidas parlamentarias que pacten.

"No está en nuestra mano, pero por nosotros, cuanto antes", ha insistido el dirigente 'morado', antes de señalar que confía en que el PSOE asuma, aunque no sea de manera inmediata, esta hoja de ruta, porque, sino, "la gente no lo entendería".

"Quiero pensar que no se plantean una estrategia de estar alargando esto indefinidamente", ha manifestado, tras apuntar que la gente ya ha visto "como se han reprobado ministros y ninguno ha dimitido". "No creo que el PSOE quiera elegir una estrategia que todo el mundo se daría cuenta de que no funciona para cambiar las políticas del PP", ha enfatizado.

Confían, pero reclaman "hechos"

Por el momento, el dirigente 'morado' ha reconocido que la relación con el "nuevo PSOE" de Pedro Sánchez ha comenzado a andar con buen pie, como demostró, a su juicio, la primera reunión de equipos que mantuvieron a mediados de julio, un encuentro "muy positivo".

Eso sí, Echenique ha advertido de que aunque ya el PSOE ha demostrado con algunos "hechos" que está cambiado, "la confianza tarda mucho tiempo en construirse y muy poco en romperse". "Creo que hay posibilidades de colaboración y creo que, desde la diferencia, tenemos la obligación de intentar una moción de censura. Eso es la clave de que el intento pueda cuajar", ha ahondado.

Por otra parte, Echenique ha dejado claro que el objetivo de esa nueva moción de censura debe ser la conformación de un Gobierno de coalición de PSOE y Podemos, tomando como ejemplo el acuerdo alcanzado entre las dos fuerzas en Castilla-La Mancha oficializado este jueves, y que supone la primera entrada el partido morado en un Ejecutivo autonómico.

Pacto no extrapolable

"En el ámbito estatal, hay que plantearse Castilla-La Mancha como un lugar de aprendizaje para ver a dónde podemos ir", ha defendido, al tiempo que ha avisado aunque este pacto es extrapolable a nivel nacional, no se puede trasladar de forma automática a otros territorios, ya que cada lugar las circunstancias y la aritmética parlamentaria es distinta.

Así, ha señalado que en la única Comunidad donde se ha puesto este debate encima de la mesa, además de Castilla-La Mancha, es en Baleares, pero sin que haya avanzando para traducirse en un acuerdo como el castellanomanchego.

Por ejemplo, en lo que a Aragón respecta, donde Echenique ejerce el liderazgo del partido morado, la relación con el PSOE "está muy deteriorada", según ha reconocido, y además, entran en juego muchas más formaciones que en Castilla-La Mancha.

"La situación es mucho más compleja y mucho menos clara que en Castilla-La Mancha. En todo caso, en Aragón estamos en medio de un proceso asambleario, vamos a renovar nuestros órganos de dirección a finales de septiembre, y seguro que en los documentos políticos que la gente escriba se va a hablar de este tema", ha avanzado Echenique, que no se presentará a la reelección en Aragón.

Respuesta a los críticos

En cuanto a las voces dentro de su partido que critican el acercamiento al PSOE y la entrada en un Gobierno autonómico socialista --críticas encabezadas por los anticapitalistas de la líder 'morada' en Andalucía, Teresa Rodríguez, y el eurodiputado Miguel Urbán--, Echenique ha restado peso a la contestación interna.

"Valorando y entendiendo el debate, que es muy lógico que tenga lugar, las bases se han expresado con bastante contundencia. En estos momentos hay un sentimiento en a ciudadanía de que hay que intentar colaborar entre diferentes. La gente nos pide que lleguemos a acuerdos con el PSOE", ha defendido.

Además de destacar que las bases de Podemos en Castilla-La Mancha respaldaron con rotundidad el 'sí' a entrar en el Gobierno autonómico, Echenique ha asegurado que esta decisión no supone un giro en la estrategia de Podemos, porque es un debate "que ha estado encima de la mesa desde el principio".

"Yo no creo que sea algo que vaya en contra de lo que nosotros pensamos. Siempre hemos dicho que venimos a gobernar, que queremos gobernar y se suma al hecho de que hemos comprobado que el Ejecutivo tiene mucho poder, que desde el Parlamento se pueden hacer muchas cosas pero desde el Ejecutivo se puede vetar, y eso hace que los riesgos de entrar en un Gobierno conjunto con el PSOE existan, pero también algunas ventajas que veremos cómo se desarrollan", ha defendido.

COMPARTIR: