SEMANA SANTA PASADA POR AGUA

La lluvia llega a Castilla-La Mancha en el momento menos oportuno afectando a multitud de procesiones

Pasión viviente de Hiendelaencina
Pasión viviente de Hiendelaencina

La lluvia, que se esperaba desde hace varios meses tras un invierno muy seco, ha hecho su aparición en Castilla-La Mancha en el momento más inoportuno, ya que ha motivado la suspensión de muchas procesiones de Semana Santa, reducción de itinerarios procesionales y cambios en los actos previstos.

Un rosario de suspensiones se ha extendido a lo largo de toda la geografía de Castilla-La Mancha, desde la noche del Miércoles Santo, durante la jornada del Jueves Santo y también durante la madrugada y la mañana de este Viernes Santo, y las perspectivas no son buenas para lo que resta de la Semana Santa, de acuerdo con las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)

Una de las ciudades más afectadas ha sido Cuenca, cuya Semana Santa está declarada de 'Interés Turístico Internacional', en la que ya tuvo que ser suspendida la Procesión de Paz y Caridad, la única que desfila por las calles de la ciudad el Jueves Santo y el Viernes Santo ya han corrido la misma suerte las procesiones Camino del Calvario, conocida con el sobrenombre de la procesión de "Las Turbas", y En el Calvario.

La procesión Camino del Calvario, la más emblemática y multitudinaria de la Semana Santa de Cuenca, que parte a las 5:30 horas de la iglesia de El Salvador, iba a ser presenciada por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y por el presidente del PP castellanomanchego, Paco Núñez, que han mostrado su pesar por esta suspensión en las redes sociales y han expresado su apoyo a las hermandades que la integran.



Pero las suspensiones no solo han afectado a Cuenca, tras suspenderse la Procesión de Paz y Caridad, fueron suspendiéndose paulatinamente la procesión de la Cofradía de Nuestra Señora del Amparo de Toledo, las procesiones de Nuestro Padre Jesús Nazareno y de la Pasión del Señor, de Guadalajara, y las procesiones hermandades de la Santa Cena, Pilatos, el Cristo de la Caridad y la Dolorosa de Santiago, de Ciudad Real.

En cambio, en Ciudad Real si han podido desfilar esta mañana los pasos de la Oración en el Huero, el Encuentro, Jesús Caído, el Cristo del Perdón y de las Aguas y la Misericordia.

Otros municipios ciudadrealeños también han tenido que suspender sus procesiones, como Almodóvar del Campo o Damiel, donde ni el Cristo del Consuelo ni los "moraos" han desfilado por la amenaza de lluvia.

También ha sido suspendida la Procesión del Calvario de Hellín, aunque si ha podido salir la Procesión del Silencio y el Miércoles Santo si pudo desfilar la imagen del Cristo de Medinacelli, en medio del sonido de la primera tamborada con el sello de 'Patrimonio de la Humanidad', tras la declaración de la Unesco.

Han sido suspendidas, entre otras, la Procesión del Calvario y el Vía Crucis de Albacete y la Procesión del Calvario de La Roda.

Los tambores también han resonado en Tobarra, al igual que en Hellín, aunque este Viernes Santo la lluvia ha impedido que se haya podido llevar a cabo la bendición a los cuatro puntos cardinales de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que en vez de en el Calvario ha tenido que llevarse a cabo en una abarrotada Plaza de España, inundada de paraguas.

Como es habitual, los tambores han guardado un respetuoso silencio durante la bendición, y a su término han vuelto a resonar con fuerza, a pesar de la lluvia.

También se han visto paraguas en la XVVII Pasión Viviente de Hiendelaencina (Guadalajara), que se ha desarrollado como es habitual a pesar del mal tiempo, ante la mirada del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha asistido a la representación.



En Toledo si ha podido desfilar la pasada madrugada el Cristo de la Vega y en Talavera de la Reina no ha salido la procesión de la Madrugada, mientras que la Procesión de la Pasión de la noche del Jueves Santo tuvo que volver apresuradamente a su punto de partida por la aparición de la lluvia y sí ha salido el Vía Crucis Cerámico, con un recorrido más corto.

Y en Ocaña ha podido recorrer las calles del municipio la Procesión de las Caídas este Viernes Santo, aunque ha tenido que hacerlo de forma más rápida ante la inminente aparición de la lluvia.

COMPARTIR: