PP TOLEDO

Fernández critica que el Gobierno regional se haya negado reiteradamente a abrir el Hospital de Toledo

El presidente del Grupo Popular de la Diputación de Toledo, Manuel Fernández, ha lamentado una vez más, y con motivo del aniversario del inicio de la pandemia, la “pésima gestión” del presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, que durante este año “ha demostrado que preside un Gobierno sin alma, con una falta de sensibilidad atroz, tras negarse a abrir reiteradamente, de una manera u otra, el nuevo Hospital de Toledo, pese a la pandemia”.

Fernández ha asegurado que “el Gobierno de Page se ha equivocado al no abrir el nuevo Hospital de Toledo cuando más se necesitaba. Nunca sabremos cuántas vidas podrían haberse salvado, pero sí sabemos los muchos que ya no están con nosotros, porque Page no ha puesto el corazón en la gestión de la pandemia en Castilla-La Mancha y porque las circunstancias, lamentablemente para todos nosotros, le han superado”.

Para Fernández, “la mala gestión se ha visto claramente en esa incapacidad de tener uno de los mayores hospitales de Europa y no hacer uso de él, ni para atender casos Covid, ni para atender a casos no Covid, con lo que esto ha supuesto de colapso en el resto de hospitales de Toledo, con picos elevadísimos de contagios entre los propios usuarios de la sanidad pública, que entraban sin el virus y salían contagiados, o incluso no salían”.

El diputado provincial ha recalcado que “los miles de casos de castellano-manchegos que han sufrido esta mala gestión en sus carnes, ponen de manifiesto que este Gobierno, el de Page, es un Gobierno sin alma”, como demuestran ejemplos como que en marzo del año pasado el Ejecutivo regional descartara tomar medidas ante el aumento de casos de Covid-19 y Page prefiriera empezar a faltar al respeto a todos los colectivos de la región.

En este sentido, Fernández ha recordado los múltiples ataques que Page ha dedicado a los ciudadanos de Castilla-La Mancha durante todo un año de nefasta gestión de la pandemia en la región, como cuando desautorizó y amenazó públicamente a la Universidad de Castilla-La Mancha por anticipar el cierre de sus aulas, o cuando se metió con los profesores porque según él pretendían “tener 15 días de vacaciones”.

Un tipo de declaraciones intolerables que Page después dirigió también a los sanitarios, a los alcaldes o a las personas mayores, de las que dijo que en las residencias “no estaban las personas válidas que pueden bailar o que cantan por la noche”, sino “la gente que está muy malita y que una gripe les hubiera hecho fallecer”.

Una actitud que, según ha recordado el diputado provincial del PP, se une a las múltiples mentiras que ha dicho en este último año, como cuando afirmó que en la región había “equipos de protección suficientes si los utilizamos bien”, cuando todos estábamos viendo como los profesionales sanitarios utilizaban bolsas de basura para protegerse.

“Un año después de todas estas ‘perlas’, la realidad en Castilla-La Mancha, según los datos oficiales, es que ha habido 170.939 contagiados y 5.692 personas que han fallecido, un número que se aumentaría hasta los casi 9.000 según los jueces, 2.022 de ellos en residencias de mayores”, ha recordado Fernández.

Campaña de vacunación

Ante esta situación, Fernández ha exigido a Page “que por lo menos lo haga bien en la campaña de vacunación, pues estamos a tiempo de salvar muchas vidas de castellano-manchegos”, para lo que debe intensificar la campaña de vacunación, ya que hasta esta semana se habían entregado a Castilla-La Mancha un total de 211.175 dosis, de las que se han administrado 164.826, lo que supone un 78%, situando a la región como la 15ª en ‘pinchazos’, solo por detrás de Baleares y País Vasco.

Compartir