AVERÍA

El reventón de una tubería deja a 20 vecinos del Casco de Toledo sin agua

El hielo que se ha formado tras la intensa nevada que ha dejado en Toledo la tormenta Filomena ha reventado una tubería de grandes dimensiones en la zona del Paseo de Recaredo, a la altura de la Puerta del Cambrón, una de las vías que da acceso al Casco Histórico de la ciudad, y que ha dejado sin agua durante horas a una veintena de vecinos.

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha informado en una rueda de prensa telemática de que la rotura ha afectado al aparcamiento de Recaredo, a la sede de la Federación Empresarial Toledana (Fedeto), a la oficina de turismo más próxima a esta zona y al Museo Sefardí, además de a una veintena de vecinos que tardarán entre cinco y seis horas en recuperar el suministro de agua.

Operarios de Tagus, la empresa concesionaria del servicio de agua en Toledo, están trabajando en la tarde de este miércoles para solucionar el problema.

Fuentes municipales han informado a Efe de que en esa zona existe la posibilidad de realizar un baipás, en concreto en la calle Santo Tomé, para hacer una conexión alternativa y que la rotura afecte lo menos posible al suministro.

Por otro lado, también se ha producido este miércoles una rotura de una tubería más pequeña en una vivienda de la céntrica calle Comercio, también en el Casco Histórico, que, por ahora, solo ha afectado a un usuario y que ha estado provocada por un intento de calentar su tramo de acometida.

Esta avería ha sido muy visible para los vecinos porque el agua que ha empezado a salir de este punto ha recorrido varias calles del Casco Histórico y ha llegado hasta la zona de Pozo Amargo, mientras los trabajadores de Tagus trabajan en cerrar la toma y aislar la fuga. 

Compartir