CONSIDERAN INSUFICIENTE LA MODERACIÓN DE RESTRICCIONES AL SECTOR

Cacerolada de los hosteleros de Puertollano contra el "caramelito" del gobierno regional

Algo más de medio centenar de hosteleros de Puertollano (Ciudad Real) han marchado este viernes por el Paseo de San Gregorio protagonizando una sonora cacerolada en demanda de ayudas directas para un sector que, a su juicio, atraviesa una situación crítica tras los cierres impuestos por las restricciones sanitarias.

La marcha, que se ha desarrollado con normalidad y sin incidentes entre la glorieta de la Virgen de Gracia y la concha de la música, ha estado respaldada por la Federación de Empresarios de Puertollano, cuyo presidente, Miguel Ángel Ruiz, ha considerado "insuficiente" la apertura parcial de establecimientos decretada por el Gobierno regional a partir de este viernes.

"Con esta limitación de aforos es imposible generar los ingresos necesarios para pagar los gastos; es una ayuda pero no es la salvación", ha recordado en declaraciones a los medios de comunicación. "Lo que pedimos a las administraciones son ayudas directas, ya que las puestas en marcha por la Junta, si bien se agradecen, no van a llegar a la mayoría de los profesionales y empresarios", ha enfatizado.

En todo caso, el presidente de la patronal puertollanera ha agradecido el esfuerzo de los ayuntamientos de la comarca en la aplicación de ayudas al sector.

Respecto a la medida de obligatoriedad de registro telemático mediante código QR para los clientes de locales de ocio impuesta por el Ejecutivo regional, Ruiz ha expresado el "disgusto" del sector de la hostelería, "que no entiende por qué se le apunta con el dedo". "El Gobierno tendrá que reflexionar por qué se ha decidido esta medida solo en los bares pero no en el resto de servicios y establecimientos", ha aseverado.

En los mismos términos se ha expresado el portavoz de los hosteleros, David Olmo, quien considera que el decreto de apertura parcial es solo un "caramelito" para frenar las movilizaciones como si de un "cortafuegos" se tratara. Así, ha enfatizado que el sector sigue en una situación "crítica", los aforos permitidos son insuficientes para compensar los gastos, y muchos empresarios se están viendo obligados a cerrar los negocios.

Las movilizaciones de los hosteleros proseguirán todos los viernes de febrero. Además, hay solicitada a Subdelegación del Gobierno una marcha motorizada por el centro de Puertollano para el próximo miércoles.

Compartir