Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
29 de marzo de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
DIEZ NEGRITAS Talegón mete miedo a Page, el cisma de Tolón y lo de Iker en Barcelona y Gwyneth Paltrow en Talavera
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 CAPILLA SIXTINA JESÚS FUENTES LÁZARO 
CAPILLA SIXTINA

Viejos y equivocados

28/03/2017 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
Los militantes socialistas elegirán en los próximos meses a su secretario general. Es decir, están en campaña interna aunque, por las urgencias de los medios de comunicación, también sea externa. Se publica lo que dice tal o cual candidato. Se opina, se comenta, se escriben artículos sobre lo dicho o interpretaciones de parte. Cada cual intenta incidir en aquello que le parece más llamativo. Vivimos en un “estado de opinión” tóxico. Los militantes no deberían dejarse contaminar.  Se supone –alguien me puede objetar que es mucho suponer- que los militantes de un partido político “saben de política”, con lo que implica la expresión de profundidad. Se supone que tienen las claves de la política. Además, en el caso del PSOE, son herederos de una historia que trasmite los errores y los aciertos de otras épocas. Se supone, asímismo, que saben discernir entre lo que conviene a su propia organización y lo que pudiera servir para hacer “el caldo gordo” - disculpen la expresión grosera– a otras organizaciones competidoras o rivales. O ni tan siquiera eso. Nada, ni en la realidad y menos en la política, es blanco o negro, ni tampoco gris porque entre los grises existen múltiples tonalidades.

En este tipo de “campañas internas” deberían quedar al margen maniqueísmos  reduccionistas, simplificaciones maximalistas, manifestaciones de apasionamiento emocional, fanatismos varios, que ya nos van contando los periodistas. Se supone –seguramente alguien dirá que es suponer demasiado- que la relación entre aspirantes y seguidores debiera tener altura ideológica y programática, razonamientos abundantes para votar al mejor candidato. Lo que no significará que sea el más simpático o el más gracioso, sino el más adecuado al momento y para los objetivos para los que se le elige. La cuestión se complica cuando los argumentos se “dualizan” y simplifican los esquemas. En más de un artículo, en textos variados, incluso en alusiones de algún candidato he leído cómo se afirma sin rubor intelectual ni del otro, que Felipe González, Alfonso Guerra, Zapatero y cuantos apoyarán a Susana Díaz, junto con los denominados barones, son la representación del pasado. Restos añorantes de “aparatos” de otros tiempos. Siglo XX frente a siglo XXI, ha expresado alguien. Todos, viejos y equivocados. Contadores de batallitas, dinosaurios gagás. Gentes con un desfase mental e institucional que les inhabilita para entender la política que demanda el presente. O gentes instaladas en sus microcosmos de confort que se posicionan contra un pueblo hambriento de políticas de izquierdas. En cambio, quienes apoyan a Pedro Sánchez Borrell, Narbona, Elorza, Escudero, por cierto de la misma edad que los anteriores– representan la nueva socialdemocracia. Ellos no están aquejados de los equívocos de ser “viejos” ni incapacitados para comprender el mundo presente, ni han perdido un ápice de inteligencia. Unos, presente puro; los otros, fantasmas del pasado.

En la misma línea de simplificación se sitúa la división entre izquierda y derecha. Quienes apoyan a Sánchez son de izquierdas, quienes opten por Susana Díaz, de derechas. En ambos casos, adscripciones imaginarias. Una de las claves para situar este debate se fundamenta en las afirmaciones de alguno de los protagonistas –yo soy más de izquierdas que tú– o en el anuncio de pactos posibles. No entraré en lo que cada uno se declare, sí en lo de los pactos. Los militantes debieran saber, si no por experiencia, sí por lógica, que los pactos no definen con exactitud posiciones ideológicas, sino posibilidades de gobierno en función de los resultados. Dependiendo de esos resultados en el actual momento político gobierna el PSOE con el apoyo de Ciudadanos en algunos lugares y en otros con el de Podemos. Es decir, son los votos de cada partido, en principio, los que marcan las pautas de los  pactos y no las supuestas inclinaciones ideológicas.

Pongamos un ejemplo cercano. En Castilla-La Mancha gobierna D. Emiliano García-Page con el apoyo de Podemos. Si nos atuviéramos a perfiles ideológicos, imaginarios o reales que esa es otra cuestión, por ese pacto suscrito ante notario, el presidente sería un hombre de izquierdas. Un rojazo, vamos. Claro, que sí nos atenemos a su apoyo a Susana Díaz, será un hombre de derechas. Sería de izquierdas y de derechas a la vez; joven de la nueva socialdemocracia y viejo de la antigua. Una esquizofrenia grave. Y confieso que, desde la última vez que le vi, no parecía mostrar ningún síntoma de semejante dualidad esquizoide. Pero hay más. En el Ayuntamiento de Toledo gobierna el PSOE con el apoyo de una candidatura, heredera de la antigua IU. ¿De izquierdas, de derechas? En la Diputación, al mismo tiempo, el gobierno también es del PSOE, sólo que con el apoyo esencial de Ciudadanos. ¿De derechas, de izquierdas? Los maniqueísmos y simplificaciones pueden enturbiar cualquier campaña. Se agravaría en las internas, si los militantes no son capaces de manejar análisis que superen  mensajes esquemáticos, dualidades reductoras. Debieran superar las simplificaciones que trivializan los debates. Los militantes tienen sus derechos, menos el de utilizar consignas infantiles o mensajes propios de otros ámbitos. Sería un error que en el PSOE se reprodujera la cruenta lucha personal que ha protagonizado Podemos antes y durante el Congreso de Vistalegre 2. El PSOE no es Podemos. El PSOE es más antiguo, más curtido, más experimentado y fundamental, no se olvide, en la articulación del país. No debieran tener cabida los despistes. 
00:11.
29/03/2017
El vacio Susanista o el amor al sillón..

Como dice José Luis Escudier "Quienes criticaban que el discurso de Díaz fuera un conjunto vacío se equivocaban en lo del conjunto.

Tras su puesta de largo en el Parque Jurásico y su entrevista de anoche en televisión ya como precandidata, Susana Díaz sólo ha dejado claro una cosa: nos ama y su amor por el PSOE y por España es tan incondicional e inabarcable que sobran otras consideraciones.
el socialismo cuaternario se ha agrupado en la única lucha final que conoce, que es la de su propia supervivencia."
Enviado por: Leído
Más artículos

Oirán hablar de la trama

Liderazgos tranquilos

Punto de ebullición

Estrategias ajenas, proyectos propios

¿Lugar para profesores frustrados?

Tres congresos y una escisión

Mencheviques, bolcheviques y unidad de la izquierda

La banalización de Podemos

Esfinges equidistantes

En recuerdo de Hannah Arendt



Mande su comentario
Tema: Viejos y equivocados
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website eldigitalcastillalamancha.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldigitalcastillalamancha.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
eldigitalcastillalamancha.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
  
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal