Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
30 de marzo de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
La mecánica naranja
AUGUSTO MANZANAL CIANCAGLINI (28 de marzo de 2017)
En los Países Bajos se desarrolló el sistema de verzuiling, un modo de segmentar la sociedad por religión o ideología política, en la que cada sector organizaba sus propias instituciones. Al mismo tiempo, fue en este país donde surgiría por primera vez el consociativismo, es decir, la búsqueda de consenso en esta fragmentación social. Además, en los años ochenta se inauguró también allí el poldermodel, con el cual, para resolver las tensiones entre las fuerzas socioeconómicas, se profundizó en la consecución de pactos.

En las recientes elecciones holandesas, aprovechando con astucia el regalo en forma de conflicto diplomático que le brindaron los turcos, los liberales de Mark Rutte se impusieron a Geert Wilders, el estrafalario azote de los inmigrantes que es hijo de indonesia y esposo de judía húngara.

De esta manera, mientras Rutte conserva el poder perdiendo escaños, los turco-holandeses entran en el parlamento y los verdes defensores de la inmigración crecen al igual que lo hacen los nacionalistas antinmigración.

Así, ante un panorama más fraccionado, el consociationalisme y la verzuiling siguen subrepticiamente vigentes, por lo tanto, el gobierno de Rutte deberá coordinar la renovación del sistema político holandés equilibrando con sagacidad cada tendencia. Para esto, sin imitar posturas populistas e incluyendo en el debate a los musulmanes, es indispensable que lleve claramente a su terreno el monopolio de la gestión de toda inquietud generada por el islam, desde mínimas incompatibilidades culturales hasta el fundamentalismo.

El futuro gobierno holandés, como muchos de sus pares europeos, tendrá que elaborar una coalición dispuesta a seguir moldeando un Estado abierto y moderno cimentado en el consenso. Entretanto, deberá mantenerse firme ante los discursos de odio de una y otra aldea cultural. Solo de esta forma se demostrará por fin que son los moderados los rivales naturales de los extremistas.

Hoy retumban más que nunca las palabras de Erasmo de Rotterdam; parte de los holandeses han optado por hacerle caso cuando dice: “De dos males, elige el menor”, pero la mayoría sigue admitiendo que “no va nada en que el hombre sea nacido donde quiera y de cualquiera, con tal de que sea bueno y virtuoso”, y por esta razón continúan exhortando así a su primer ministro: “Si no puedes hacer gala de un ánimo de príncipe, muestra al menos el de un comerciante”.

Augusto Manzanal Ciancaglini
Politólogo 



Creados para Dios
GRUPO AREÓPAGO (27 de marzo de 2017)

Cada 25 de Marzo, coincidiendo con la encarnación del Hijo de Dios en el seno de la Virgen María, la Iglesia española celebra la Jornada por la Vida. No se trata de una efeméride puramente eclesial; antes al contrario, tiene como principal finalidad transmitir a la sociedad, a todos los hombres y mujeres que forman parte de ella, la necesidad de cuidar la vida y la dignidad de cada ser humano.

Son muchas las paradojas a las que nos enfrentamos hoy en día. Nos solidarizamos con los síndrome de down al tiempo que nos mostramos indiferentes con la posibilidad de abortar a bebés con esta anomalía genética; valoramos la experiencia y la veteranía al tiempo que despreciamos a nuestros mayores, considerándolos ciudadanos de segunda; mostramos nuestra repulsa por las guerras, los ataques terroristas o la violencia contra colectivos minoritarios al tiempo que sembramos odio, con nuestros comportamientos y actitudes, contra quienes están a nuestro lado.

Estos son simplemente algunos ejemplos, con los que muchos podemos sentirnos identificados, que ponen de manifiesto una realidad: la vida sólo tiene pleno sentido si se contempla desde la Vida, con mayúsculas.
Efectivamente, es la luz de la fe la que permite detectar en nosotros estas incoherencias y nos marca el camino para luchar contra ellas y tratar de corregirlas; es la contemplación del misterio de la encarnación de Jesucristo lo que da verdadero valor a la vida de cada ser humano; es el reconocimiento de la existencia  de Dios, creador y dador de vida, la condición necesaria para comprender que no somos dueños de nuestra propia existencia –ni de la de nadie–.

Desde estas premisas se entiende mejor la afirmación de Jesús: “Yo he venido para que todos tengan vida, y la tengan en abundancia” (Jn 10, 10). Esto es lo que celebramos cada 25 de marzo y, en general, cada día: que nuestra vida, que cada vida, tiene pleno sentido porque responde a una finalidad que nos sobrepasa y porque ha sido pensada para una misión que estamos llamados a descubrir. Con independencia de las circunstancias, de las carencias, de los defectos que podamos experimentar personalmente, nuestra vida, siempre, tiene pleno sentido. No en vano, hemos sido creados por Dios y para Dios.



El terror como falso argumento para limitar derechos
EUGENIO LUJÁN PALMA (27 de marzo de 2017)

La finalidad última de un Estado debe ser la de garantizar los derechos de sus ciudadanos, velar porque cada uno de ellos puedan disfrutarlos todos, y vigilar que la correspondencia entre derechos y deberes se cumple para que ese Estado funcione. Entre esos derechos que debemos disfrutar como ciudadanos, están el de la libertad, el de la seguridad, el de la educación, el de la sanidad,… Es curioso cómo el decantarse por uno u otro de manera prioritaria, genera una concepción de la sociedad peculiar. En estos días, la titular del Ministerio de Defensa, sra. de Copedal, nos ha ofrecido su visión de la sociedad exaltando el derecho de la seguridad por encima de los demás, afirmando en un titular aireado en múltiples medios que “Si no tenemos garantizada la seguridad, da igual tener garantizada la sanidad pública o el subsidio por desempleo”.
 
Vivimos tiempos difíciles, complicados, donde unos pocos pretender extender el terror y el miedo sobre otros muchos, para imponer su ideología. Las fuerzas armadas de las principales capitales europeas están en estado de máxima alerta, en previsión de posibles atentados, como el que acabamos de vivir hace unos días en Londres. Se han desactivado células terroristas con un programa de muerte indiscriminada ya diseñado. Corren por redes sociales avisos anónimos donde se alerta de posibles atentados en los lugares más concurridos y de forma indiscriminada. El estado de alerta, miedo y desazón cunde entre los ciudadanos europeos.
 
Pero esta circunstancia de asesinatos masivos e indiscriminados, extremadamente dañinos tanto para nuestra vida diaria como para la convivencia en el plano internacional entre culturas, no debe hacernos perder la auténtica perspectiva de los derechos individuales que disfrutamos. Hay que buscar la máxima seguridad para todos los ciudadanos, pero sobreponer la seguridad a la libertad o la igualdad, es concebir una sociedad donde prima el control a la decisión libre y al trato igualitario.
 
Por eso, “lo diga Agamenón o su porquero”, hay que recalcar una y otra vez aquello que los liberales del XIX gritaban sin cesar allá donde corrían peligro la defensa de los derechos individuales: ante el menoscabo de cualquiera de ellos, debe prevalecer siempre el de la igualdad por encima de todos. Incluso por encima del de la libertad: porque si no somos iguales, jamás podremos ser libres; porque ser libres sin ser iguales, es menguar la libertad de cada uno.
 
De ahí que quiera recordarle a la muy excelentísima sra de Cospedal, en tanto que Ministra de Defensa, que no es el valor de la seguridad el que genera y ampara a los otros: sino el de la igualdad. Y que solamente desde su promoción podremos desarrollar el resto. Acabamos de cerrar probablemente el siglo más sangriento de la humanidad. Por Europa han vagado fantasmas de odio y de terror de un extremo a otro, tanto a nivel geográfico como ideológico, generando escenarios impensables de aniquilación de millones de individuos, y de la supresión de los más inviolables derechos. Pero si algo deberíamos haber aprendido era que la convivencia justa entre ciudadanos no viene de la mano de la seguridad, sino de la igualdad. Y no vamos a apelar a ejemplos que el avispado lector ya tiene en mente.
 
Evidentemente vivimos tiempos de miedo y de terror, de sangrientos y aleatorios asesinatos llevados a cabo por individuos sin respeto alguno a esos derechos que nosotros sí les reconocemos; pero eso no debe ser motivo para que el Estado pretenda rescindir ni limitar los nuestros. No está la seguridad por encima del resto de derechos, sra de Cospedal, sino la igualdad. Curiosamente ese derecho que ud y su Gobierno maltrató y vilipendió en Castilla La Mancha, logrando reducirlo y limitarlo a niveles desconocidos desde la llegada de la democracia en ámbitos como fueron la educación y la sanidad, sometiéndole en ese caso al valor de la economía (de los números y las cuentas).
 
Los políticos son hijos de su tiempo y de la sociedad a la que gobiernan, ya que por sus propios ciudadanos han sido elegidos. Pero, ni la legitimidad de las urnas ni las circunstancias por las que pasamos por muy tremendas que sean, pueden llevar al silencio de quienes nos consideramos liberales al estilo del XIX, exigiendo el respeto por todos los derechos individuales, y la implicación del Estado en el trabajo diario para que imperen en cada uno de todos los ciudadanos. No es admisible que los representantes públicos quieran aprovechar estas circunstancias de miedo y de terror colectivo, para limitar, rescindir o subordinar nuestros inalienables derechos.



Investigación peculiar
MARÍA JOSÉ VIZ BLANCO (24 de marzo de 2017)

Hace un tiempo supe, gracias a un estudio realizado por científicos británicos, que los gruñidos de los cerdos ofrecen información sobre su personalidad. Tengo que admitir que me resultó curioso. Dicho estudio me hizo recordar los premios Ig Nobel (también llamados anti-nobel) pues sirven para premiar investigaciones absurdas y ridículas. Como ejemplo: el estudio del sexo de las ratas con pantaloncito puesto. Muchos creemos que, quizás, estos estudios concienzudos y caros, deberían dirigirse más hacia la investigación del cáncer o las enfermedades raras, entre otros. Sea como fuere, yo me descubro ante el trabajo del científico, no solo por su desmedido esfuerzo para lograr resultados, sino porque, en ocasiones, debe enfrentarse a la crítica implacable de gran parte de la Humanidad, que no comprende sus objetivos, ni sus fines.



Castilla
MANUEL MUÑOZ DE LUNA SÁNCHEZ (23 de marzo de 2017)

Nuestra Castilla, la que forjó la creación de nuestra España, por unión con la Corona de Aragón, por avatares constitucionales, se encuentra actualmente fraccionada en varias parcelas. Parece como si a alguien le molestara de que toda ella fuera un solo territorio, así de esta forma representamos menos en un conjunto de pequeñas divisiones que forman el conjunto de España. Un caso flagrante y relativamente reciente fue el cambio de Castilla la Nueva por Castilla-La Mancha, que supuso el cambio de Madrid por Albacete. ¿Qué ocurriría si a "alguien" se le ocurriera cambiar en Cataluña a Barcelona por Huesca, por ejemplo?



Susana Díaz, puro populismo y cutre demagogia
JOSÉ-TOMÁS CRUZ VARELA (21 de marzo de 2017)

El gran problema de Susana Díaz se basa en una extraña mixtura en la que intervienen la  fragilidad de su débil personalidad, manifiesta ambigüedad, ignorancia y escasa talla política. Su identificación con la ideología socialista está directamente relacionada con el populismo y clientelismo que tan hábilmente administra y reparte entre sus fieles seguidores y todo ello unido a su desastrosa gestión económica. Un país no puede ser gobernado a golpe de regalar lisonjas y abrazos a diestro y siniestro y abusando de una cutre demagogia barata que nada aporta y menos soluciona. La simple contemplación del índice de paro andaluz refleja el despropósito que ha supuesto la gobernanza de la comunidad más poblada de España.

Esperemos que la Gestora interprete con el rigor y seriedad requeridos su papel de neutralidad entre los tres candidatos, cuya única finalidad debe consistir en devolver a su militancia el socialismo que merecen ideológicamente. Susana no solo será cuestionada en esta batalla por el resultado en las primarias, sino  por su inoperancia para continuar en la presidencia de la Junta de Andalucía. Llegada es la hora de terminar con esta ominosa etapa y situar en su lugar a la persona adecuada para tal responsabilidad.

Tras dedicarle una década para terminar Derecho, dos años después ya era secretaria de Organización de las Juventudes Socialistas, encajando perfectamente en el funcionamiento y régimen clientelar del partido. Dotada de cierta socarrona soberbia, desde un principio, cortita de escrúpulos y moviéndose siempre por intereses personales, resulta implacable con sus adversarios a los que no perdona, características que no dicen mucho en su favor, siendo considerada fuera de Andalucía como una mediocre presidente de Comunidad, calificativo con el que encaja a la perfección.

Aunque lo deteste, Susana Díaz debería asumir humildemente que la voluminosa cifra de paro de su Comunidad, es el vivo retrato de su desastrosa gestión. El mantenimiento de ciertas e ineficaces empresas públicas para atender las necesidades y sueldos de sus protegidos es vergonzoso y el frustrante y elevado desempleo andaluz, la demostración de la vulnerabilidad económica, política y social de la citada política, que nunca ha podido ni sabido solucionar. Permitir que políticos con las limitaciones como las exhibidas por la regidora andaluza, suponen un tremendo riesgo para el país.

De cualquier forma, la osadía, soberbia y ambición de muchos de nuestros políticos carecen de metro y mediada. Algo que no se entiende, dado que en sus respectivas formaciones políticas, cuentas con personas dotadas de excelente preparación. conocimientos, experiencia y acrisolada honradez par ocupar los mayores puestos de responsabilidad y que, incompresiblemente, son otorgados a personajes de dudosa calificación. cuyos resultados todos conocemos y padecemos...No es admisible asumir que una política incapaz de solucionar los problemas de su propia región, pueda optar nada menos que a la secretaria general del socialismo español. Tristísima la terna que se nos presenta para las primarias del PSOE. En opinión de la mayoría de los ciudadanos la calidad de sus candidatos ofende, y algo más: ¿nos explicarán de verdad, como y de donde, saldrá el dinero para financiar las respectivas campañas de los tres candidatos, o nos tomarán una vez más por gilipollas?......¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.



El mal gana
BENITO (21 de marzo de 2017)

No dejo de descorazonarme todos los días cuando abro un periódico, ya sea de papel o de aire. Al leer que dicen que los catalanes están hartos de estar hartos y que la asesina y siniestra eta va a desaparecer. Qué pasa, ¿que los periodistas no saben de qué hablan o es que les da igual como a otra tanta multitud? Si es porque no se enteran de nada: pobres; pero si es por lo que creo, los maldigo como a los que mataron y ayudaron a matar; aunque, sintiendo mi temor y por las últimas noticias leídas, el tiro parece que no les vaya a salir por la culata. Ya que, como pacten con estas alimañas sin que éstas paguen por sus asesinatos, ellos también pasarán a engrosar la lista de malditos. Lista que algún día alguien debería de redactar para que las generaciones venideras conozcan historia verdadera y no impuesta. Será difícil, pero si la libertad va de la mano de la dignidad, cada uno debe ser libre y digno como pueda. Yo poco puedo hacer no voy a parar- , salvo indignarme y mostrar mi rabia porque en mi país, España, las víctimas no dejen de serlo nunca y que el mal triunfe y mande.



El acoso docente-alumno también debe ser erradicado
SERGIO DE FUENTE GARRIDO (20 de marzo de 2017)
Siempre que hablamos o hacemos referencia al acoso escolar, tendemos a pensar en el daño verbal y físico ocasionado entre semejantes; es decir, entre alumnos y alumnas. Sin embargo, hay una realidad que se ha mantenido a la sombra durante todo este tiempo; y que por determinadas circunstancias, hemos eludido e incluso olvidado. Este es el hostigamiento que sufren los alumnos por parte de sus profesores; lo que es conocido con el término "acoso docente-alumno".

Muchos de ustedes, considerarán que este argumento es un sinsentido; ya que, ¿cómo puede un docente acosar a un alumno/a?; sería inaudito ¿no creen? Dada la situación, permítanme decirles que esta es una realidad totalmente cierta, y que miles de estudiantes de toda España sufren este contratiempo en silencio.

El acoso docente-alumno, como bien indica su nombre, se produce cuando un maestro generalmente lleno de frustración y de problemas cotidianos, intenta preservarse y aliviar su infortunio denigrando o humillando públicamente a sus alumnos y alumnas; y, en casos más extremos, agrediéndoles físicamente, lo que es lamentable. Estos, persuadidos por su prerrogativa como docentes, pueden incluso hasta a llegar a coaccionar a los escolares para que guarden silencio y no querellen los hechos ocurridos, ya sea a sus padres o en jefatura.

Por desgracia, hace bastantes años, yo viví este problema en mi antiguo centro escolar; cuando mi profesora de plástica, al no saber dibujar, se reía de mí y me humillaba delante de mis compañeros a los que también importunaba y humillaba en menor medida. De igual forma, lo hacía su compañera con otros alumnos (yo he sido testigo de ello); lo que provocó que años después fuera demandada (por algún progenitor) y despedida del centro escolar.

Ocurrido el incidente con esta señora; mi madre, antigua alumna del centro escolar, decidió acudir a hablar con el director y los jefes de estudio para querellar este suceso. Estos, al no salir de su asombro (o eso parecía), hicieron llamar a dicha profesora, la cual desmintió todo lo declarado; lo que provocó que durante el resto del curso, me siguiera importunando aún más, llegando incluso a amenazarme con suspenderme la asignatura. Dada la situación, y al igual que en la mayoría de los casos de acoso escolar; la dirección y la jefatura de estudios decidieron lavarse las manos en este asunto.

Es muy satisfactorio saber que por fin nos vamos concienciando sobre la verdadera importancia del acoso escolar, tomando medidas para evitarlo y erradicarlo. Sin embargo, considero que las asociaciones contra el bullying, el gobierno (el cual ha aportado un número de teléfono para ayudar a las personas que lo sufren) e incluso algunos programas televisivos como el del señor Jesús Vázquez deberían tener en cuenta este aspecto. Siempre piden a los jóvenes denunciar a su agresor y no callarse cuando sufren hostigamiento por parte de sus iguales, lo que está muy bien. Pero, ¿qué hay de los jóvenes que son hostigados por sus docentes? El término anglosajón, "bullying" engloba todos los tipos de hostigamiento producidos en el ámbito escolar, no solo los producidos por los alumnos.



Sus "señorías" no nos respetan
ALEJANDRO (20 de marzo de 2017)
Vaya por delante que a mí hay algunos de los de la nueva política, la castuza para entendernos, que no sólo no me respetan, sino que no me representan. ¿Cómo me va a representar un nazicatalán, un comunista disfrazado de podemita antitodo o unos cobardes que reniegan de sus valores o principios –si los tienen- claro? Asistimos a un insufrible espectáculo en el parlamento, indigno de que a esos personajes se les catalogue de “señorías”.

Votan en contra de una sentencia del tribunal superior de la UE, cuando hace poco perdieron el culo por aplicarla cuanto antes. ¿No era una sentencia también? ¿Ahora nos vamos a pasar por la entrepierna las sentencias, según nos interesen políticamente o no? ¿Podemos hacer esos también el resto de mortales que no somos “señorías”? ¿Cómo puede ser que los comunistas podemitas aplaudan el mantenimiento de un monopolio sindical de auténticos privilegiados que ganan un dineral y tienen sus puestos de trabajo en herencia? Eso sólo lo había visto en las monarquías o las dictaduras, claro.

¿Estos son los que se presentaban como salvadores?

Se dedican a perder el tiempo votando si cortar o no el rabo a los perros, pero no importa si les castramos –será un derecho transexual perruno-, mientras consideramos un derecho el aborto, que manda narices, o hacen una campaña contra la iglesia mientras callan con la teocracia iraní o la dictadura venezolana. ¿Será porque tienen algo que agradecerles? Cambiamos placas de calles de las que nadie se acordaba, mientras mantenemos un sindicalismo de la época de Franco, con bastante más perjuicio para la sociedad y la economía española. Atacamos a lo rural porque no saben lo que votan. ¡Que no les votan, oiga, serán paletos! Y suma y sigue en la indigencia mental. A mí desde luego ni siquiera me respetan como ciudadano que con mis impuestos les pago sus privilegios, y empiezo a estar hasta los cojones, si no me castran antes, que todo se andará pues eso no está prohibido.



Los catalanes cansados
MARTÍN MARTÍNEZ MARTÍNEZ (16 de marzo de 2017)
Los catalanes cansados del proceso, y que también nos sentimos españoles, nos alegramos cuando leemos noticias que demuestran que esta parte de la sociedad de la que formamos parte, está viva. Está viva, y se manifiesta, cuando las actuaciones de los secesionistas, atacan las cosas que constituyen su identidad. Y cuando los conductores del tren rompedor tiran más paletadas de carbón, en lugar de parar la máquina. Estas son las noticias que quiero destacar: 1) Al contrario de lo que ocurrió en Celrà, el municipio de Gósol recibió los militares con los brazos abiertos. El ayuntamiento habló con los comerciantes y les cedió a los soldados un espacio. Éstos a menudo van al pueblo y compran cosas y consumen en el bar. 2) Muchos ciudadanos han protestado, porque la alcaldesa de Barcelona ha decidido suprimir la Plaza de La Hispanidad. Muchos ciudadanos tienen un motivo más para declararse enemigos de la señora Colau. Entre los motivos, también está el tema de los militares. Los que aceptamos el ejército, no defendemos la guerra. Y, los que defendemos la idea, que nos aglutina a todos los que hablamos el mismo idioma, no defendemos todas las actuaciones de los conquistadores. Los que no queremos separarnos de España, también queremos mejorar.


Evolución de Toledo y Talavera
MANUEL MUÑOZ DE LUNA SÁNCHEZ (15 de marzo de 2017)
Se dice que las comparaciones siempre fueron odiosas. En nuestra ciudad, Talavera de la Reina, nos conformamos con echar la culpa a otros y no considerar lo que fuimos hace unos años, o como nos comportábamos entonces. Pero no es así, como se suele decir, "en todas partes cuecen habas", y para mayor abundancia vamos a hacer unos datos evolutivos, comparando la zona de influencia de Talavera con la de Toledo.

Para ello, hemos seleccionado, además de las cabeceras, a cuatro poblaciones de las mas pobladas de cada zona de influencia: De Talavera: a Cebolla, Calera y Chozas, Oropesa y Valdeverdeja, y de Toledo, a Illescas, Fuensalida, Mora y Bargas. 

En el año 1900 las cinco primeras sumaban 22.084 habitantes y las otras cinco 29.651 habitantes.

En el año 2016, 98.853 y 141.050, respectivamente: Talavera de 10.580 a 84.119 habitantes y Toledo de 23.319 a 83.459, habitantes respectivamente. Pero para un mejor conocimiento, detallo los habitantes de cada población en 1900 y en 2016:

- Zona de Talavera: Cebolla 2343 y 3445, Oropesa 2817 y 2744, Calera 3325 y 4633 y Valdeverdeja 3619 y 613, respectivamente.

- Zona de Toledo: Illescas 1728 y 26.672, Fuensalida, 3372 y 11.001, Mora, 7795 y 9897 y Bargas 3437 y 10021, respectivamente.
 
La conclusión es que quien verdaderamente ha sufrido las lacras de la emigración ha sido la zona de Talavera de la Reina, contribuyendo a su deterioro actual en gran medida el abandono que sufren los pueblos de su zona.
 



Sin misa
BENITO (14 de marzo de 2017)
Mucho perfil y muchos estados en el móvil, pero así andamos. Mal, sin rumbo. Como faltando algo. Algo importante, que se echa de menos. Por necesario. Es mi actual perfil y mi jodido estado. Lo único que me tranquliza ( mentira puta ) es que me parezco a mi propio país. Ese que entre unos y otros no dejan de perfilarle para que su estado no esté bien. Y, encima y debajo, pendiente de elecciones fuera y dentro de sus fronteras. Que como no salga lo que debe, nos podemos ir preparando porque vamos a tener siempre el mismo perfil y el mismo estado. Así que, como para recuperarse. Menos mal que parece que existen personas que defienden volver al mejor estado de las cosas y devolver a nuestro país lo que los miserables le quitaron. Que, por cierto, ahí andan como si no pasase nada. Espero que eso que dicen de que el estado de derecho existe sea verdad y les caiga encima algún día. Claro que, al paso que van las cosas aquí, me temo que o no lo veo o cuando sea será de risa. Y si no que se lo pregunten a los independentistas catalanes y su castigo. Válgame Dios, si querer cargarse un país sale a dos años de pena, nos podemos ir despidiendo del nuestro y de su misa.


Cuando la democracia se convierte en un circo
SUSANA MARTÍNEZ (13 de marzo de 2017)
Si algo hemos aprendido desde nuestra entrada en el Ayuntamiento es que el alcalde y el resto del equipo de Gobierno se ríen del Pleno del Ayuntamiento, se ríen de los grupos de la oposición, del partido que les apoyó en la investidura y, lo que es más grave, de 41.848 votantes (las personas que ejercieron su derecho a voto en Guadalajara en 2015).
 
Al incumplir los acuerdos alcanzados de forma democrática en el Pleno, el equipo de Gobierno ningunea a los ciudadanos y ciudadanas que decidieron con su voto una composición más plural del mismo. ¿Para qué sirve estar en el Ayuntamiento si todo sigue igual? ¿para qué llevamos propuestas al máximo órgano de representación política ciudadana si no se van a cumplir? Para poco y para mucho. Para poco si pensamos en los escasos cambios que se van a ver en la ciudad en esta legislatura. Para mucho, en cambio, si nos concentramos en proponer, visualizando otro modelo de ciudad, poniendo en evidencia la falta de proyectos y la desidia de un equipo de Gobierno que dedica más energías a boicotear los acuerdos plenarios que a cumplirlos; la falta de dedicación y las malas prácticas que dañan la imagen de la institución y pervierten aspectos fundamentales de la democracia.
 
¿Por qué decimos esto ahora? Porque tenemos otro ejemplo palpable de ese boicot del equipo de Gobierno a las propuestas -aprobadas en Pleno- que no le gustan. El circo ha llegado a la ciudad y eso podría ser motivo de alegría para todos si no fuese porque Guadalajara se declaró en noviembre de 2016 'ciudad libre de circos con animales' prohibiendo la instalación en el término municipal de circos que utilicen animales (como es el caso), priorizando así espectáculos donde lo que se muestren sean habilidades y destrezas humanas, sin necesidad de utilizar animales que han sido sacados de sus hábitats naturales y sometidos a adiestramiento.
 
Nuestro vicealcalde no informó en ese momento que nueve meses antes ya había autorizado con su firma la instalación de un circo. Un tiempo récord para este Ayuntamiento que vive apurando plazos -hay ejemplos de sobra a este respecto-, y una mejora más que considerable si tenemos en cuenta que el año pasado una autorización idéntica se hacía en un plazo de diez días.
 
Con muchos meses de antelación se firmaba la autorización para la instalación del circo Quirós en Guadalajara, a pesar de no tener la confirmación de las fechas ni el pago requerido. Una autorización sin sellos, sin registro formal y sin que hayan aportado en los plazos indicados los certificados, licencias, pólizas o seguros solicitados. Jaime Carnicero autorizó así la instalación sin pedir la licencia de tenencia de animales peligrosos, el cumplimiento de medidas de seguridad, la revisión de los transportes o las inspecciones veterinarias pertinentes. Recomendaciones más que útiles que hacen desde diferentes organismos a falta de una legislación específica que garantice la seguridad y la salud pública de estos espectáculos públicos. Si eres propietario de un perro tienes unas obligaciones muy definidas, acompañadas de las correspondientes sanciones, pero si hablamos de animales salvajes no somos muy exigentes. Visto lo visto la autorización podría estar firmada en una servilleta de bar.
 
El problema no es que el circo haya llegado a Guadalajara, pues quizá muchos lo disfrutarán. Lo grave de verdad es convertir la institución, el Ayuntamiento, en un circo donde además de no cumplirse los acuerdos plenarios -insistimos, el máximo órgano de representación política de la ciudadanía- no se es serio en los procedimientos.
 
Susana Martínez
Concejala de Ahora Guadalajara 



Atracando
BENITO (10 de marzo de 2017)
Dicen los impresentables independentistas catalanes que España les roba. Por lo que, me imaginao que no siguen los juicios contra sus excelentes paisanos. Como tampoco el partido de ayer de su barsa. Qué cara tienen. Lo único que se les da bien es hacerse la víctima. Y pedir pelas, claro. Por eso, sea con un artículo o con otro, esto tiene que llegar a su fin, antes de que vacíen nuestros ahorros; si no lo han hecho ya. Ayer, es cierto que se merecieron el atraco. Los franceses no sé de qué iban y el entrenador español, menos. El caso es que pasó lo que pasó. Pasaron cuando casi nadie lo esperaba. Yo, como tarzán Ramos, quiero que no ganen nunca pero soy, aparte del Real, realista. De Oscar las caídas de unos y de otros. Tremendo.


Política y religión
GRUPO AREÓPAGO (9 de marzo de 2017)
Es un hecho constatable que, en los últimos tiempos, representantes de lo que se ha dado en llamar la nueva política intentan resucitar postulados laicistas decimonónicos, impropios de democracias avanzadas donde se reconoce la libertad personal y se respetan los derechos humanos. Tiempos que pretendían situar el hecho religioso fuera de la esfera pública. “La religión a la sacristía”, decían.
 
Y también, es un hecho constatable, que cuando se habla de religión y política los fundamentalismos laicistas y también los religiosos hagan imposible el diálogo.“En el laicismo y en el fundamentalismo se pierde la posibilidad de un diálogo fecundo y de una provechosa colaboración entre la razón y la fe religiosa”, decía Benedicto XVI (2009).
 
El rancio furor laicista de la nueva izquierda, al que hace “la ola” alguna parte de la derecha postmoderna, dirige sus dardos sectarios sobre cuestiones que ya han sido superadas en la mayor parte de los países democráticos de nuestro entorno. Laicismo que se ha hecho institucional en algunos territorios autonómicos y queresume todo su hacer político en la denuncia de los acuerdos de la Iglesia con el Estado de 1979.
 
Cuando algún asiduo lector de periódicos lea la noticia de que “El Congreso y algunos ayuntamientos, como Madrid y Valencia, piden suprimir la exención del IBI que tiene la Iglesia” seguramente pensará que es algo justo, porque hay que eliminar privilegios. Pero si profundiza en la información observará que esa exención del impuesto del IBI responde a la llamada ley del Mecenazgo por la cual están exentas de ese tributo muchos edificios considerados de interés público: edificios propiedad de fundaciones, federaciones deportivas, partidos políticos, agrupaciones sindicales u ONG. Privilegio, pues, ninguno.
 
Y otro tema de gran interés actual en las relaciones entre religión y política gira en torno a la educación.Cuando uno oye que la enseñanza religiosa escolar y los conciertos educativos están impidiendo los acuerdos para el ansiado “pacto por la educación”,tiende a pensar en el sectarismo latente que reviste el anticlericalismo de algunas fuerzas políticas.




Mande su carta al director
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA
El Digital Castilla la Mancha en ningún caso guarda las direcciones que introduzca para su posterior uso. Los datos que ponga solo serán usados para enviar a la redacción del periódico los comentarios que adjunte.
  


Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal