Confidencial

Confidencial


EDCM

Una potente empresa de CLM demanda a su director financiero y a Goldman Sachs

Instalaciones de García Carrión en Daimiel (Ciudad Real) Instalaciones de García Carrión en Daimiel (Ciudad Real)

Cesó a su director financiero hace apenas mes y medio y ahora ha emprendido medidas legales contra él. Se trata de la compañía García Carrión, con grandes intereses empresariales en Catilla-La Mancha y una de las grandes marcas europeas del sector de la agroalimentación. No solo va contra el exdirector financiero sino también contra Goldman Sachs.

Se trata, según ha publicado El Confidencial, de dos procesos paralelos, en Reino Unido y en España, "en los que se vierten acusaciones de conducta criminal por malversación, fabricación de documentos, falsificación de cuentas, ocultaciones a administradores y auditores de la sociedad e incluso la falsificación de la firma del presidente, José García Carrión". Hasta ese punto habría llegado el ya exalto cargo del grupo.

Según ha explicado García Carrión a EC, "el procedimiento se ha ocasionado por la realización por parte de Goldman Sachs, sin autorización ni poderes de representación, de operaciones con divisas ajenas a la actividad comercial habitual de la empresa familiar J. García Carrión SA", y añade que "García Carrión ha iniciado acciones legales para reclamar los posibles perjuicios que estas operaciones no autorizadas pudieran ocasionar, en las instancias y ante los organismos reguladores oportunos, entendiendo que son contrarias a la regulación aplicable".

El conflicto parte de la contratación de determinadas coberturas de divisas que la firma de los zumos Don Simón encargó a Goldman Sachs, una operación habitual en los mercados financieros que trata de mitigar el riesgo de los tipos de cambio con las divisas, ya que la compañía exporta sus productos alimentarios a diversas geografías del mundo y está sujeta a riesgos por el cambio de monedas.

Este complejo proceso empezó con una demanda en octubre de Goldman Sachs contra García Carrión ante un tribunal de Inglaterra y Gales reclamando el pago de 6,2 millones de dólares por dos transacciones realizadas en 2020. García Carrión en vez de pagar ha contraatacado demandando a Goldman Sachs al considerar nulas las operaciones y reclamando 4,4 millones de dólares.

Argumenta la compañía que preside José García Carrión que Goldman Sachs alentó al exdirector financiero de la empresa española a realizar operaciones con divisas no autorizadas, de las que nadie en la compañía tenía conocimiento. El exdirector financiero habría ocultado la transacción a los auditores y falsificado registros contables para evitar ser descubierto. Todo ello provocó su destitución "por irregularidades graves como la ejecución no autorizada y el ocultamiento de derivados cambiarios, la fabricación de documentación, la falsificación de cuentas, la exposición de la empresa a graves riesgos y pérdidas financieras, la malversación de fondos de la empresa y el mal uso de información confidencial, detalla en su contrademanda", tal como recoge El Confidencial.

También acusan al exdirector financiero de establecer un negocio fuera de la empresa con su hijo para participar en las operaciones de derivados de tipos de cambio, por lo que en diciembre García Carrión inició una querella criminal en Madrid no solo contra el exdirector financiero sino también contra su hijo, Goldman Sachs y Bankia. Goldman Sachs habría instigado al empleado de García Carrión a realizar operaciones financieras valoradas en más de 300 millones de euros.

Dichas operaciones solo podían ser autorizadas con la firma del presidente de García Carrión dado el volumen de las mismas. Por ello acusan también a su ex CFO de falsificar la firma del presidente ante Goldman Sachs.

Compartir