Confidencial

Confidencial


EDCM

Iberdrola pone un sueldo de 240.000 euros a un influyente castellano-manchego de 75 años

Félix Sanz Roldán Félix Sanz Roldán

El exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el conquense Félix Sanz Roldán, ya está ejerciendo como asesor a nivel internacional del presidente de Iberdrola tras dejar la Administración a finales de julio.

Según ha publicado este lunes El Confidencial, percibe unos 240.000 euros al año como miembro del Consejo Asesor Internacional, en el que Sánchez Galán se apoya para analizar la situación geopolítica de los países en los que la primera eléctrica española está presente.

Cada uno de los consejeros de este órgano consultivo, del que Iberdrola no informa públicamente, recibe unos 20.000 euros mensuales, a los que hay que añadir los gastos que originan su labor, como viajes, restaurantes y otros servicios de apoyo que necesitan sus miembros.

Esta es la primera vez en la historia que una multinacional española se vale de la experiencia y conocimientos de quien durante una década ha tenido acceso a los dossieres más sensibles de la política, de la economía y de la sociedad civil española.

La incorporación de Sanz Roldán se ha producido en plena investigación judicial de los trabajos que realizó el excomisario José Manuel Villarejo en materia de seguridad para la compañía. Hay que recordar que el excomisario, uno de los personajes más oscuros de la Policía Nacional, actualmente en prisión preventiva y que aparece en multitud de casos de corrupción y espionaje en España, ha venido declarando que el exdirector del CNI es el responsable de su situación penal y su principal enemigo en el mundo de la seguridad. Villarejo fue contratado por Iberdrola y ahora, paradojas del destino, Iberdrola contrata a su mayor enemigo.

Roldán fue nombrado al frente del CNI en 2009 por José Luis Rodríguez Zapatero y se mantuvo con Mariano Rajoy y, más tarde, con Pedro Sánchez. Sustituyó en el cargo a otro conquense, Alberto Saiz Cortés, exconsejero de Industria y Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha durante el mandato como presidente de José Bono, otro de los buenos amigos de Sanz Roldán

Compartir