Confidencial

Confidencial


EDCM

Vuelve a ser actualidad la pista de atletismo toledana más efímera de España

El blog "Toledo Olvidado", que elabora con gran acierto y éxito desde hace varios años Eduardo Sánchez Butragueño, ha publicado una nueva entrada que en esta ocasión se presenta más crítica y reivindicativa que nunca. Está relacionada con las instalaciones deportivas de la capital castellano-manchega y parte de un ejemplo sangrante para el deporte y las arcas públicas como fue la efímera pista de atletismo del Salto del Caballo

Butragueño considera que "Toledo es una de las ciudades con las instalaciones deportivas más obsoletas de España", y pone varios ejemplos para justificar tan dura afirmación y considerar que es "un motivo de vergüenza para los que amamos el deporte o tenemos hijos en edad escolar, que en un absurdo peregrinar provincial, hemos de ver cada fin de semana cómo nuestra ciudad es incapaz de ejercer de polo de atracción, obligándonos a competir por toda la provincia y constatando cómo hasta el pueblo más pequeño a menudo cuenta con instalaciones mucho más dignas que las de una capital autonómica". Pese al fuerte incremento de la población "las instalaciones deportivas son menores que hace 30 años".

Y en esta desafortunada historia de las infraestructuras deportivas toledanas recuerda el ejemplo "casi cómico" de ser la ciudad que cuenta "con el dudoso honor de haber albergado la que probablemente fue la pista de atletismo más efímera de la historia de España". Se refiere a la pista que se construyó en 1982 en la zona del Salto del Caballo, en el solar que hoy ocupa el Parque de Bomberos.

Se inauguró en octubre de 1982 en una zona que estaba concebida en principio como el gran espacio deportivo de la ciudad, "que ya contaba desde 1973 con el campo de fútbol y que vio en los años 80 cómo se ejecutaron los (hoy obsoletos) edificios del pabellón y la piscina cubierta".

Las instalaciones se encuentran en pleno "alcaén", un terreno arcilloso de tono rojizo que a menudo ha dado problemas de cimentación. Fue lo que le ocurrió a la pista "y muy pronto resultó impracticable. Hasta tal punto que en el año 1987, solo 5 después de su flamante inauguración, el ayuntamiento decidió eliminarla construyendo sobre ella el nuevo parque de bomberos". Había restos visibles de las pistas décadas después, hasta que se construyó el centro de recepción de turistas "Toletvm", otra chapuza inútil que no ha servido más que para gastar dinero público.

Lo único bueno que ha quedado de la infortunada pista de atletismo son las fotos de Tomás García del Cerro que ha cedido a "Toledo Olvidado". Tal como cuenta Eduardo Sánchez Butragueño, las fotos se corresponden con su inauguración en octubre de 1982, y en ellas se puede ver a algunos grandes mitos del atletismo español de aquellos años como Colomán Trabado, junto a los locales José Luis González, Luis Sastre o Ricardo Ortega.

      El atleta toledano José Luis González en las antiguas pistas del Salto del Caballo

Compartir