Confidencial

Confidencial


EDCM

Tres nombres de posibles candidatos de Vox a la Presidencia de la Junta

Inés Cañizares en una de sus intervenciones en el Congreso Inés Cañizares en una de sus intervenciones en el Congreso

Las últimas encuestas publicadas tras las elecciones catalanas prevén una subida considerable de Vox a nivel nacional en detrimento del Partido Popular, aunque en ninguno de los casos la suma de escaños de estos dos partidos y de Ciudadanos alcanza la mayoría necesaria para poder gobernar.

Aunque no existen sondeos recientes en el ámbito de Castilla-La Mancha (excepto los estudios electorales mensuales de Electopanel, que ayer mismo daban la mayoría absoluta a la suma de PP y Vox), se supone que esos mismos datos nacionales tiene una proyección similar en una región rural y conservadora como la nuestra, e incluso puede que más favorable aún para Vox, por lo que se da por hecho que la formación de Santiago Abascal tendrá una importante representación en las próximas Cortes autonómicas. Los más optimistas calculan que puede superar el número de cuatro diputados que tiene en la actualidad Ciudadanos, que se quedaría sin representación.

En este contexto no son pocos los que se preguntan quién será el candidato de Vox a la Presidencia de la Junta de Comunidades. Hay quien sostiene que el resultado de este partido en las autonómicas va a depender en buena parte de los candidatos, pero las elecciones catalanas han demostrado que es un factor absolutamente secundario y que el actual votante de Vox se deja arrastrar por las siglas, por el líder nacional y por lo que representa todo ello antes que por los candidatos locales. Vox Catilla-La Mancha ni siquiera existe como organización ya que el partido, contrario a las autonomías, se estructura territorialmente a nivel provincial y nacional.

En consecuencia, ni tienen candidato a la Presidencia de la Junta ni se le espera por el momento. No se ha planteado ese debate y todo hace pensar que tardarán en hacerlo. Posiblemente ni haya debate en un partido con el poder tan fuertemente centralizado en la dirección nacional, que se encargará en su momento de designar a todos y cada uno de los candidatos en las cinco provincias.

El que no haya debate no evita que circulen comentarios internos sobre el futuro del Vox en Castilla-La Mancha a poco más de dos años para que se celebren las próximas elecciones autonómicas. Teniendo en cuenta que Vox podría decidir el Gobierno regional de la próxima legislatura, en caso de que la derecha sea capaz de arrebatar la mayoría absoluta al actual presidente, Emiliano García-Page, este partido tendrá que empezar a pensar en algún momento en clave regional. Por eso también se habla de dirigentes o cargos de Vox en las distintas provincias que podrían ejercer con solvencia el papel de candidatos a la Presidencia de la Junta. En principio, y vistas las expectativas electorales, se descarta que vuelva a serlo Daniel Arias, cuya figura ha quedado ensombrecida después del nulo resultado en las elecciones del 19.

Ante la singular y poco eficaz política de comunicación en las provincias, lo único que se va conociendo del día a día de los dirigentes y cargos de Vox en Castilla-La Mancha es el trabajo que realizan los diputados nacionales, y tampoco del todo. En ese ámbito destacan tres de ellos en nuestra Comunidad que por su trayectoria podrían cambiar el Congreso de los Diputados por la candidatura a la Presidencia de la Junta. Uno es el ciudadrealeño Ricardo Chamorro, que está destacando en su defensa del sector agrario y ganadero, la caza, etcétera, lo que le está dando cierta visibilidad en los medios y redes sociales. Otro es el diputado por Toledo Manuel Mariscal, artífice del boom inicial del partido de Abascal en las redes como responsable de la Comunicación y persona de confianza del presidente nacional. Ha tenido protagonismo en los debates del Congreso sobre RTVE, aunque la presencia de este talaverano en la provincia es la mínima imprescindible.

Lo contrario que Inés María Cañizares, diputada también por Toledo, que ha sido la cara visible de este partido en las manifestaciones y otros actos que se han producido en la capital castellano-manchega durante la pandemia. Es el rosto más conocido de Vox en la provincia de Toledo. El resto de la región no la conoce, como no se conoce a casi ningún otro dirigente castellano-manchego del partido ultraconservador. Sin embargo, Cañizares se ha hecho un hueco importante en el Grupo Parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados, sobre todo por su trabajo en el debate de los Presupuestos Generales, donde tuvo un gran protagonismo, pasando a ser una de las mujeres con peso en el grupo y en la organización.

Son solo nombres con una función específica en la política actual de Vox. Lo que elija este partido en el futuro para disputar la presidencia del Gobierno regional a Page ni siquiera ellos lo saben, al menos por el momento.

Compartir