Confidencial

Confidencial

EDCM

Una noticia sobre la recolocación de los "cospedales" no del todo cierta

2019/06/10/107924_cospedal-.jpg
María Dolores de Cospedal

El Confidencial Digital, un diario siempre acertado en sus informaciones y muy selectivo en las mismas, ha publicado este lunes una noticia sobre la recolocación de varias personas que trabajaron en su momento a las órdenes de Cospedal y que ahora, en esta nueva etapa del PP, habrían sido destinadas al Congreso de los diputados.

Recuerda el diario de José Apezarena que María Dolores de Cospedal dejó el escaño y sus cargos en el PP el pasado noviembre, tras conocerse las "cintas" de sus conversaciones con el comisario Villarejo. Su retirada de la primera línea del Partido Popular provocó que algunos de sus colaboradores hayan tenido que buscar refugio en otros ámbitos del partido. Especialmente en el Grupo Parlamentario del Congreso.

Pese a haber despedido a algunos trabajadores después del estrepitoso fracaso electoral, el Grupo Popular ha dado de alta como asesora de sus diputados a Isabel Gil Llerena, a quien Cospedal fichó como jefa de prensa al llegar a la secretaría general y que también nombró para ese cargo cuando fue ministra de Defensa. Gil Llerena realizó un trabajo brillante junto a la exministra y expresidenta de Castilla-La Mancha que en EL DIGITAL CLM siempre hemos valorado. También ha pasado a ser asesor del PP en el Congreso José Luis Ortiz, que fue director de gabinete de Cospedal en la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha y en Defensa.

El citado diario dice que igualmente ha sido fichado Álvaro Mateos López, que formó parte del equipo de comunicación de la entonces presidenta de Castilla-La Mancha, y a quien Pablo Casado se llevó hace unos meses a Génova. Aquí es donde yerra la publicación ya que a Álvaro Mateos no se le puede considerar uno de los "cospedales". Es cierto que formó parte del gabinete de Comunicación del Gobierno de Cospedal en Castilla-La Mancha y que trabajó muy cerca de ella, pero su puesto actual en Génova se debe exclusivamente a Pablo Casado, a quien le dirigió la campaña de prensa en Ávila en las generales de 2015 y 2016. El periodista y escritor abulense, muy ligado desde hace años a la capital castellano-manchega, donde vive en la actualidad con su familia, tiene una relación de amistad con Casado que viene de muy de lejos. Es una relación de proximidad y confianza que nunca llegó a tener con Cospedal.

COMPARTIR: