Confidencial

Confidencial


EDCM

Un vídeo sobre el vertedero privado más grande de España, en Cuenca, corre como la pólvora

Dos tercios de los residuos depositados en vertederos castellano-manchegos provienen de fuera de la comunidad autónoma. Ecologistas en Acción pedía hace un año al Gobierno regional un informe sobre los almacenes de residuos que hay en este territorio al hilo de la catástrofe medioambiental del vertedero de Zaldívar.

La organización ecologista denunciaba entonces que la falta de tasa de vertidos en la región la convierten en destino preferente de los vertidos de otras comunidades autónomas, a lo que se une su ubicación en el centro peninsular y los “excelentes” accesos por carretera. En ese sentido afirmaban que alrededor de dos tercios de los residuos depositados en vertederos castellano-manchegos provienen de fuera de la comunidad autónoma, en especial de Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y Navarra.

En concreto, en Cuenca, el macrovertedero de Almonacid del Marquesado recibe 500 toneladas diarias de residuos y “casi todos proceden de fuera de Castilla-La Mancha”. Está considerado como "el vertedero privado más grande de España”, con una superficie de 53 hectáreas (más de 100 campos de fútbol) y una capacidad de depósitos de 21,5 millones de toneladas de residuos industriales no peligrosos, a un ritmo de 300.000 toneladas al año.

El vertedero, propiedad del grupo catalán Griñó, empezó a operar en septiembre de 2019 y está recibiendo en torno a 25 camiones diarios con unos 300 tipos de residuos, entre los que se cuentan los de transformación física y química de minerales; lodos de lejías y de destintado de papel; o lodos que contienen metales pesados.

Ecologistas en Acción considera que "las afecciones potenciales al entorno son enormes", dado que si las barreras de protección no funcionaran adecuadamente, los efectos a los suelos y las aguas subterráneas “serían desastrosos”. El vertedero se encuentra junto al perímetro de protección del Parque Arqueológico de Segóbriga, cerca de la tubería Manchega y junto al arroyo de las Cañadas, afluente del río Cigüela.

La organización también pedía entonces diversa documentación y una reunión con el alcalde de Almonacid del Marquesado y presidente de Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana. Su pueblo ha pasado de ser uno de los más limpios de España a contener el mayor basurero privado del país.

Un vídeo sobre este vertedero corre como la pólvora por los grupos de guasap y algunos les sirve para compararlo con el por ahora frustrado almacén de residuos nucleares de Villar de Cañas, también en Cuenca, preguntándose por qué en un caso se ha autorizado y en otro ha habido una oposición frontal empezando por el propio gobierno autonómico.

Compartir