POR EL IMPAGO DE LA PENSIÓN A SUS HIJOS

El exmarido de Carmen Ordóñez está en prisión después de ser detenido

Carmen Ordóñez y Ernesto Neyra en una imagen de archivo Carmen Ordóñez y Ernesto Neyra en una imagen de archivo

El que fuera marido de Carmen Ordóñez, Ernesto Neyra, ha sido detenido y encarcelado en la prisión de Huelva. Al parecer se habría negado a ingresar voluntariamente, con lo que se habría dictado una orden en su contra de busca y captura. Su exmujer le habría puesto una denuncia por el impago de pensiones, pero la solicitud se habría rebajado a 9.000 euros con el objetivo de que no entrara en la cárcel, de hecho, se podía fraccionar ese pago en 9 meses, pero no se realizó, según el programa de Telecinco Sálvame.

Según esta información, Neyra tendría que haber ingresado el 20 de mayo y su detención se habría producido seis meses después, en concreto, el lunes 10 de agosto en Matalascañas, donde estaba con su novia. A las puertas del centro penitenciario de Huelva, un reportero del programa contaba en directo que se encuentra en el módulo de coronavirus, lugar al que destinan a todos los sospechosos de haber estado en contacto con alguna persona contagiada. Allí estará 15 días, periodo tras el que puede pedir el traslado a Sevilla, lugar donde él reside.

Antonio David Flores estuvo con él apenas tres días antes de su detención y ha contado cómo ha sucedido todo. Habían ido a pasar un fin de semana juntos con sus parejas pero al día siguiente de su llegada se personó una patrulla de la guardia civil, a los que le había saltado la alarma tras el registro en el hotel.

“Él desconocía la situación”, ha asegurado Antonio David, añadiendo que la Guardia Civil le permitió que se personase en el cuartel por sus propios medios: “No sabía que tuviera una sentencia firme donde se le requería el ingreso en prisión”.

Además, ha querido hacer un matiz con respecto al motivo: no es por el impago de la pensión, es por la multa impuesta por no hacerlo. Tenía que pagar 12.000 euros por impago de pensiones con una multa de 1.800 euros, el abogado lo recurrió “hasta en cuatro ocasiones" y, tras no admitirse, se inició el trámite pero ni él ni su abogado tenían conocimiento de que estuviera en busca y captura.

El colaborador de 'Sálvame' ha querido dejar claro que Ernesto “se encarga” de sus hijos. Tenía asignada una pensión de 1.500 euros pero desde febrero “la cosa no ha ido bien” y no ha podido atender esas cantidades pero “sí que ha ido haciendo periódicamente ingresos”.

Compartir
Update CMP