"SI LOS MARICONES SOMOS ENFERMOS, YO QUIERO MI PAGA"

El toledano Dámaso vuelve por la puerta grande a la televisión con una brutal frase sobre los gays

Dámaso Angulo durante su cita en 'First Dates' Dámaso Angulo durante su cita en 'First Dates'

¿Se acuerdan de Dámaso Angulo? Sí, sí. El toledano de La Puebla de Almoradiel que en 2010 dejó huella como concursante de Gran Hermano. Recién salido del seminario, amante de la copla y con carácter, tenía una buena base para triunfar en ese tipo de televisión, donde se mantuvo durante algunos años hasta que su protagonismo comenzó a decrecer.

Ahora, una década más tarde, trabaja como teleoperador pero ha querido volver a la pequeña pantalla, aunque esta vez como comensal del restaurante de Carlos Sobera en Cuatro, donde ha participado en 'First Dates' para encontrar el amor. Si en la casa de 'Gran Hermano' ya dejó entrever sin decirlo abiertamente que era homosexual, Dámaso ya se encuentra absolutamente liberado y cenó con Fran, con quien acabó haciendo muy buenas migas. Ambos, al finalizar la velada, aseguraron que estaban dispuestos a seguir conociendo al otro fuera de cámaras porque la química había surgido. 

Durante la cena, que el toledano comenzó bendiciendo los alimentos debido a sus profundas creencias religiosas, Dámaso dejó algunas perlas con las que demostró que sigue siendo un animal televisivo. "Si los maricones somos enfermos, pues yo quiero mi paga", llegó a decir con tanta gracia como afán reivindicativo.

El de La Puebla de Amoradiel también le contó a Fran, su cita, cómo ha sido su experiencia con Dios tras su paso por el seminario. De hecho, dijo que en cierta ocasión no dudó en ponerse en contacto con el mismísimo Papa Francisco para hablarle de la relación entre la homosexualidad y la Iglesia: “Escribí una carta al Papa hace poco y me dijeron que la homosexualidad no era pecado mortal, que lo es si haces una orgía, pero que si vas con el alma limpia, te confiesas y comulgas, no pasa nada".

Además, Dámaso también quiso hacer gala de sus dotes artísticas y se lanzó a cantarle una copla a la abuela de Fran, que fue la encargada de preparar las croquetas con las que el toledano llenó el estómago durante la cita (“Con la comida soy feliz, me gusta más que el sexo”). "No sabía que cantaba y a mí, me ha emocionado”, dijo emocionado su pretendiente.

"No sabemos si triunfará el amor, pero los jóvenes ya han quedado para darse un paseíto por Córdoba y visitar unas cuantas iglesias", asegura la web de Cuatro, donde se puede ver el vídeo completo de la cita.

Compartir