RECUPERACIÓN DE 10.000 BOLAS DE GOLF

Reciclaje extremo en Talavera: atención a lo que han hecho seis buzos de una empresa canadiense

El campo talaverano de Palomarejos Golf ha recibido la visita de seis buzos que desde el pasado lunes realizan labores de limpieza y recuperación de bolas bajo las aguas de sus cinco lagos. Se trata de los profesionales de la empresa Mulligan International, con sede en Canadá, que trabajan sumergiéndose en los lagos del club (cuyas aguas se encuentran a 15 grados centígrados) para recuperar cerca de 10.000 bolas que, después de ser limpiadas, se pondrán de nuevo a la venta.

Según explica el director deportivo de Palomarejos Golf, Ernesto González Penín, con esta medida se contribuye a la limpieza de los lagos, a la sostenibilidad del campo y a la reducción del consumo de plástico. Y es que cerca del 70 por ciento de las bolas que se venden en la tienda de Palomarejos Golf son recicladas.

Carles Ribera es uno de los profesionales que rescata bolas de golf en los lagos de campos de Canadá, Estados Unidos y varios países de Europa y el único español que durante estos días bucea en las aguas del club de golf talaverano, después de trabajar en plataformas petrolíferas, grandes piscifactorías o para empresas internacionales dedicadas a la prospección submarina.

Carles explica que lleva dos meses recuperando bolas de golf en un sector que es desconocido para el gran público pero que el año pasado rescató cerca de 30 millones de pelotas.

El buzo profesional señala que “se trata de un trabajo difícil debido a la falta de luz y visibilidad” en las aguas cerradas de los lagos, donde abunda el lodo y tiene que buscar las bolas manualmente, una a una, y en muchas ocasiones arrancándolas del sedimento del fondo acuático. Todo ello pasando desapercibidos para los jugadores, a los que no molestan y cuya presencia pasa inadvertida para los deportistas.

 

Compartir