SERÁ EMBAJADOR DE LOS 'MANOLITOS'

Un futbolista sale al rescate de Manolo el del Bombo en su momento más duro

Manuel Cáceres, más conocido como Manolo el del bombo, está atravesando graves problemas económicos al haber tenido que cerrar su bar en Valencia a causa de la pandemia. Era su única fuente de ingresos y, ahora, se ha visto mermada con el coronavirus.

"Estoy sin ingresos porque el bar está cerrado, 800 euros de pensión y 420 de hipoteca. Estoy en una situación económica muy mala. He perdido mucho dinero estos últimos meses por no poder abrir" revelaba a la emisora 'CV Radio'.

Hace 44 años que Manolo comenzó a animar a la Selección Española y, desde ahí, se ha recorrido medio mundo con su bombo. Ha viajado a países como Chipre, México o Estados Unidos, acumulando diez mundiales a sus espaldas y convirtiéndose en una leyenda para todo el país.

Durante toda su trayectoria ha asistido a diez mundiales de fútbol, siete Eurocopas y un gran número de competiciones. Además, incluso el pabellón deportivo del pueblo ciudadrealeño de San Carlos del Valle, su localidad natal, lleva su nombre. 

Sin embargo, después de las grandes alegrías que le ha dado el fútbol, ahora Manolo está pasando por una dura situación que le ha llevado a decir entre lágrimas que podría tener que vender su bombo para salir adelante."Voy a tener que vender el bombo para poder comer, siempre he dicho que jamás lo vendería pero en algunas ocasiones me han ofrecido dinero por él y podría subastarlo".

Ante esta situación, el delantero del Atlético del Madrid, Álvaro Morata, ha sido el primero en ayudarle contratándolo como padrino en la tienda de cruasanes manolitos Manolo Bakes, de la que es inversor en Valencia. 

"Me llamaron y me preguntaron que si me parecía bien. Yo estoy muy contento con esto", comentaba Manolo a raíz de esta decisión, pidiendo también ayuda a prensa, equipos aficionados y a todo aquel dispuesto a aportar su granito de arena en estos momentos tan difíciles para él. 

Compartir
Update CMP