Editorial

Editorial

EDCM

El año decisivo para el Gobierno de Page en Castilla-La Mancha

El año 2018 es preelectoral y como consecuencia de ello tanto el Gobierno de Castilla-La Mancha y los partidos que lo forman como la oposición han entrado en un proceso de intensidad política en el que se tendrán que ir concretando sus actividades, compromisos y proyectos para la región. De los resultados que puedan presentarse a final de año, unos y otros se la juegan, y los mismo ocurre con partidos que ahora son extraparlamentarios en Castilla-La Mancha, como Ciudadanos, pero que aspiran a ser decisivos en la próxima legislatura que se iniciará a partir de las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2019.

Especialmente importante será este año 2018 para el Ejecutivo regional. El presidente socialista de la Junta, Emiliano García-Page, es consciente de que afronta un largo tramo final de legislatura en el que tendrá que poner en juego todo su potencial político y definir su acción de gobierno en Castilla-La Mancha. Vamos camino de los tres años de legislatura y al Gobierno regional todavía le quedan compromisos por cumplir, algunos de ellos especialmente relevantes. A estas alturas la clase política de la región en general, y el Ejecutivo en particular, tienen claro que los próximos meses serán los más decisivos de la legislatura y deben ser lógicamente en los que se materialicen más proyectos y promesas. Está pasando el tiempo de las palabras y los compromisos y llega el momento de los hechos y las obras, y ahí es donde todos se la juegan, especialmente el presidente García-Page, principal foco de atención política de la sociedad castellano-manchega. El año viene intenso y los castellano-manchegos están observando. 

COMPARTIR: