El Pasante

El Pasante


Javier de Pablos

Menuda tropa

Cuando tan sólo hace unos días del revuelo protagonizado por la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, saliendo de copas en Palma pasada la madrugada, cuando ella misma instaba de forma insistente a la ciudadanía que evitara este tipo de comportamientos, otro botellón más concurrido y selecto de ha dado cita en la capital del país. En este caso, limitado a unas 100 personas, el 33 por ciento del espacio, y respetando los protocolos sanitarios de la pandemia, según los organizadores.

Convocados por El Español con motivo de la entrega anual de sus premios Los Leones, entre ellos a la ministra de Defensa, no faltaron al toque de corneta entre la caterva gubernamental cuatro ministros del Gobierno, incluido el de Sanidad que cada día no para de repetir a la gente que restrinja al máximo sus contactos sociales. No fueron los únicos, también desfilaron por el Casino de Madrid la fiscal general del Estado, los presidentes de las Comunidades de Madrid, Murcia y Castilla La Mancha, alcalde de Madrid, prácticamente toda la cúpula del PP, incluidos Pablo Casado, Teodoro García Egea y Ana Pastor, además de una amplia representación de la élite empresarial del país.

La trifulca por el nefasto ejemplo dado por los políticos asistentes al guateque no tardó en llegar a través de las redes sociales que estallaron con rabia de inmediato. Un grave error e imprudencia cometida por quienes tienen el deber y sensatez que cabe esperar de todos ellos ante la ciudadanía. No lo parece así cuando por un lado se está pidiendo a la población un esfuerzo para controlar la pandemia que nos asola, y por otro se acude a saraos carentes del menor interés institucional y de servicio público. Otra irresponsabilidad que ha obligado a varios de los políticos asistentes a pedir disculpas por tamaño disparate, pero que sirve de alguna forma para retratar de manera inequívoca a tantos políticos que nos gobiernan. Una casta carente de ejemplaridad e incapaz de estar a la altura institucional que cabe exigirles en el desempeño de sus funciones.

Compartir