Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

MONITOR ADECCO

Radiografía del empleo en Castilla-La Mancha: sueldo de 1.500 euros, alta siniestralidad y parados de larga duración

El salario medio de los castellano-manchegos ha ganado un 1,2 por ciento de capacidad de compra en el año 2020, marcado por la pandemia de la covid-19, según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo.

Adecco ha informado en nota de prensa de que en Castilla-La Mancha el salario medio ha permanecido prácticamente igual que hace un año, de modo que solo cede unas centésimas frente a la caída de la remuneración media nacional del 3,1 %, con lo que se ha situado en 1.489 euros mensuales.

La pandemia y los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) -en los que solos se cobra un 70 % de la base reguladora- han influido de manera negativa en la caída generalizada de los salarios en España, que solo han esquivado Castilla-La Mancha y la Región de Murcia, donde han crecido en torno al 1 %.

El estudio de Adecco ha explicado que cuando se descuenta la inflación de la evolución del salario medio, se obtiene la variación de su poder de compra, el salario real; y en este punto ha señalado que teniendo en cuenta las variaciones acumuladas en los últimos ocho trimestres, se ve que el salario medio castellanomanchego gana en la actualidad un 1,2 % de capacidad de compra.

Sin embargo, ha recordado que hace un año, en cambio, perdía un 2,3 % y que esto, además, contrasta con la caída en la capacidad adquisitiva del salario medio nacional (1,4 %).

Alta siniestralidad

Por otra parte, en relación a la siniestralidad laboral, el estudio indica que las distintas restricciones a la actividad económica para enfrentar la pandemia del coronavirus han hecho que continúe la caída de la siniestralidad laboral que se había iniciado con el confinamiento domiciliario de marzo y abril.

De este modo, los 70,7 accidentes que causaron baja cada 10.000 ocupados (-15,9 % interanual) que se registran en la actualidad en Castilla-La Mancha constituyen el menor dato desde junio de 2016, si bien es la segunda región con mayor siniestralidad laboral.

Parados de larga duración

De otro lado, al mismo tiempo que ha crecido en 5.200 personas el número de parados de corta duración (menos de dos años desocupados) en la región, ha aumentado en 4.200 personas el colectivo de parados de larga duración, fruto de lo cual es el incremento total de 9.400 desocupados a lo largo de los últimos doce meses.

Además, la comunidad castellano-manchega cuenta con 54.100 personas que llevan desocupadas al menos dos años y aunque es una cifra elevada, es el quinto dato más bajo para la región desde marzo de 2011, y de acuerdo con la media de cuatro trimestres, el colectivo de parados de larga duración en Castilla-La Mancha equivale al 30,2 % del total de personas sin empleo, la mayor proporción entre todas las autonomías.

En cuanto a prestaciones, un 63,2 % de los parados está cobrando una prestación por desempleo, lo que supone un ligero descenso interanual de 0,2 puntos porcentuales, así como Castilla-La Mancha es la tercera región con menos desempleados cubiertos por una prestación.

Compartir