JAVIER LÓPEZ MARTÍN, PRESIDENTE DE CAJA RURAL CASTILLA-LA MANCHA

"Caja Rural CLM tiene el éxito suficiente como para no necesitar ninguna fusión"

El pasado 28 de octubre, hace justo seis meses, Javier López Martín era elegido presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha con el apoyo del 99,45 por ciento de los socios de la cooperativa de crédito que votaron en una Asamblea Extraordinaria que pasará a la historia de la entidad porque supuso, después de casi 28 años, el adiós de Andrés Gómez Mora a la Presidencia. Médico madrileño de 44 años, aunque residente en Toledo desde su infancia, Javier López Martín había ejercido desde 2013 con éxito como director gerente de la mutua castellano-manchega de accidentes de trabajo Solimat. Ahora, al frente de Caja Rural Castilla-La Mancha, mano a mano con el director general, Víctor Manuel Martín López, y con el resto de la plantilla, a la que considera "la mejor del sistema financiero español", Javier López Martín cuenta a EL DIGITAL, en la que es su primera entrevista, los importantes retos profesionales que tiene por delante. 

Se cumplen seis meses desde que fuese elegido presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha. ¿Qué balance hace de su inicio al frente de la entidad?


Un balance muy positivo. Es un orgullo y un honor ser presidente de esta casa, en la que me siento muy a gusto. No deja de ser un gran reto y una grandísima responsabilidad.

 

¿Cuándo y por qué decidió presentar su candidatura? ¿Quiénes fueron sus principales impulsores?


Fue un consenso alcanzado, después de una profunda reflexión, entre Andrés Gómez Mora -al que sigo considerando mi presidente y mi amigo-, el director general y yo mismo. Decidí dar el paso porque me considero una persona de retos y porque siempre he pensado que en esta entidad hay un gran proyecto con un largo recorrido. No dudé en subirme a un barco que estoy convencido de que llevaremos a buen puerto. 

 

Usted relevó a Andrés Gómez Mora, que estuvo casi 28 años en el cargo y es un hombre muy querido. ¿Era una responsabilidad extra suplir a una figura tan reconocida?


Desde ese punto de vista, no lo voy a tener fácil. Pero tengo algo a mi favor: a Andrés Gómez Mora le sigo teniendo cerca y siempre que lo he necesitado he tenido su colaboración. Nos une una química especial, compartimos la forma de pensar y tenemos unos valores muy parecidos. Creo que, por eso, la sociedad de Castilla-La Mancha se está portando tremendamente bien conmigo. Ojalá que eso siga siendo así dentro de 28 años, aunque uno sabe cuándo llega al cargo pero no sabe cuándo se marcha. 

 

¿Qué consejos le dio Andrés Gómez Mora al darle el relevo como presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha?


Me dijo, y quizá ha sido su consejo más especial, que no solo pusiese trabajo sino que pusiese corazón y cariño. Que quisiese mucho a la Caja, en definitiva. 

 

¿Qué grandes retos se ha marcado al frente de la Presidencia de Caja Rural Castilla-La Mancha?


Seguir consolidando a la Caja como la entidad financiera de referencia en Castilla-La Mancha y estar a la altura de lo que nos demanda la sociedad castellano-manchega, nuestros empresarios, nuestros autónomos, nuestro sector primario. El sector agrario y ganadero castellano-manchego es nuestra razón de ser porque estuvieron en nuestro nacimiento, han estado en nuestro crecimiento y estarán en nuestro futuro. A partir de ahí, cualquier oportunidad de negocio se estudiará, pero siempre con los pies en el suelo. Seguimos con la misma política, basada en el rigor y en la seguridad.Vamos dando pasos cortos pero muy firmes. 

 

En su papel de máximo representante de Caja Rural CLM ha visitado a numerosas cooperativa agrarias. ¿Cómo le han recibido?


Lo primero que he querido hacer como presidente de Caja Rural es tomar contacto con las cooperativas agrarias de nuestra tierra, para disipar cualquier tipo de duda respecto a mi vinculación con ellas. En estos seis meses he visitado alrededor de 50 cooperativas y estoy tremendamente agradecido por el trato que me están brindando. El resultado de estos contactos está siendo excepcional. 

 

Este viernes afronta su primera Asamblea General Ordinaria de Caja Rural Castilla-La Mancha como presidente de la entidad. ¿Qué mensaje le va a trasladar a los socios?


Lo primero será agradecerles a los más de 76.000 socios de esta entidad la confianza que han depositado en mi persona como presidente y recalcarles que trabajaré con esfuerzo y con tesón para llevar a esta Caja a ser un referente no solo en Castilla-La Mancha y en el centro de España sino en todo el país. 

 

El equipo directivo llega con el aval que supone haber conseguido un beneficio neto de 21,9 millones de euros y, en general, unos buenos resultados de 2016. ¿Qué datos del anterior ejercicio destacaría?


Destacaría, sobre todo, el balance total de activos de Caja Rural Castilla-La Mancha, 7.094 millones de euros, que nos coloca como la primera Caja Rural de la región y como la tercera de España. Hemos tenido, además de eso, prácticamente 22 millones y medio de beneficio neto y conseguimos más de 33.500 nuevos clientes en 2016. Todo ello con la mejor tasa de morosidad del sector, un 3,17 por ciento, que se traduce en seguridad y nuestro afán de velar por los intereses de los 76.000 socios de la Caja. Son datos de los que nos tenemos que enorgullecer y que hay que agradecerle al director general, Víctor Manuel Martín, y a todo su equipo directivo porque día a día luchan, pelean, trabajan, se esfuerzan y no cejan para que esta entidad siga creciendo en base a sus principios y valores. En cinco años hemos duplicado, prácticamente, el volumen de Caja Rural Castilla-La Mancha. 

 

Uno de los puntos del día de la Asamblea General versa sobre "Operaciones de adquisición de negocio de sucursales bancarias". ¿Tiene previsto Caja Rural Castilla-La Mancha ampliar su negocio de esta manera en 2017?


No hay nada concreto en este momento, pero se trata de que los socios habiliten al Consejo Rector a que pueda tomar decisiones de este tipo cuando se presente la ocasión. Caja Rural Castilla-La Mancha siempre esta abierta a cualquier operación interesante de negocio que se pueda generar. 

 

¿La posible fusión con Globalcaja es un asunto que está sobre la mesa del presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha?


Nuestro modelo de negocio ha demostrado tener el éxito suficiente para no necesitar ninguna fusión. Hoy por hoy, sobre esta mesa no hay ninguna operación corporativa de fusión, pero insisto en que siempre estamos abiertos a cualquier opción de negocio que se pueda presentar. Eso sí, siempre que no se quiebre nuestro principal compromiso: velar por los intereses de nuestros socios, de nuestros clientes y de nuestros empleados. Nunca vamos a sacrificar eso por una fusión. 

 

El Gobierno de España prepara una ley de reforma de las cajas rurales para ahondar en la concentración del sector financiero. ¿Es un asunto que les preocupa?


La incertidumbre siempre existe cuando hay un cambio normativo, pero en Caja Rural Castilla-La Mancha estamos tremendamente tranquilos porque nuestros ratios de solvencia son extremadamente buenos. La política de esta entidad es reforzar cada vez más nuestros fondos propios para que si vuelve a venir un vendaval tengamos unos cimientos inamovibles. 

 

El sector vive en un contexto de cierre generalizado de oficinas. ¿Caja Rural Castilla-La Mancha seguirá fiel a su estilo de apostar por la atención personalizada a sus clientes?


Caja Rural Castilla-La Mancha tiene muy claro que va a mantener sus 373 puntos de venta y que va a seguir abriendo nuevas oficinas. Hay que estar en el negocio digital, y somos una entidad moderna porque estamos muy bien preparados en ese sentido, pero Castilla-La Mancha tiene una extensión de 80.000 kilómetros cuadrados y tenemos que seguir prestando servicio a todas aquellas personas de nuestra tierra que por sus circunstancias no están adaptados al mundo digital. 

 

¿Cómo le ha recibido la plantilla de Caja Rural Castilla-La Mancha?


Solo puedo tener palabras de agradecimiento por haberme puesto las cosas tan fáciles. La de Caja Rural Castilla-La Mancha es la mejor plantilla del sector financiero español. Si Caja Rural Castilla-La Mancha está en el lugar que está es porque ellos han puesto tan arriba a esta entidad junto al director general, a su equipo y al Consejo Rector. Se tienen que sentir muy orgullosos de ello. 

 

¿Cómo es el trabajo codo con codo con el director general de la entidad, Víctor Manuel Martín?


Todos los días dedicamos un buen rato a reflexionar y a debatir juntos la estrategia de Caja Rural Castilla-La Mancha, repasamos incidencias y hacemos números. Cada uno tiene su criterio pero la verdad es que nuestros puntos de acercamiento son del 99,9 por ciento. Somos dos máquinas de AVE y ambos tenemos muchísima energía pero la relación no puede ser mejor. Auguro que, con el tiempo, el lazo será todavía más estrecho. 

 

¿Le gustaría impulsar todavía más la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha durante su mandato?


No sé si la Fundación se puede potenciar más de lo que ya está. La verdad es ue su directora general, Ana Isabel López Casero, es un torbellino que no descansa ni durmiendo. Estamos llegando a todos los colectivos de nuestro ámbito de actuación (Castilla-La Mancha, Ávila y Madrid) apostando por la inserción laboral, por la inserción social, por las personas desfavorecidas, por los emprendedores, por la retención del talento, por las mujeres rurales, por las cooperativas... El objetivo fundamental es dinamizar la economía de Castilla-La Mancha y creo que la Fundación lo está consiguiendo. 

 

COMPARTIR: