La Pregunta

La Pregunta


EDCM

¿Qué empresario de Castilla-La Mancha ha perdido 40 millones por el Covid-19?

Félix Abánades Félix Abánades

Los efectos del Covid-19 sobre la economía están siendo en algunos casos devastadores. El potente empresario de Guadalajara Félix Abánades ha visto como la empresa que preside, Quabit, ha perdido 40 millones de euros en el primer trimestre del año, frente al millón de euros que obtuvo de beneficio en el mismo periodo del ejercicio anterior. La clave está en la crisis sanitaria del coronavirus.

La gran firma inmobiliaria explica que ha registrado una provisión de deterioro de su cartera de suelo por un importe de 37,6 millones de euros. Dicha provisión, afecta a su cartera de suelo en planeamiento al ser el suelo que precisa de mayor esfuerzo inversor y de un horizonte temporal de realización más prolongado, lo que hace que su valor razonable sea más sensible a la previsible retracción de la demanda.

Una vez que concluya el estado de alarma y se tenga mayor visibilidad sobre los impactos en el mercado de promoción, el grupo procederá a actualizar su plan de negocio.

Quabit suma esta provisión, anotada en los resultados del primer trimestre del año, a las medidas que ya había adoptado para afrontar la crisis, como es la reducción de un 20% en el sueldo del consejo y la articulación de un ERTE para el 66% de la plantilla.

La compañía que controla y preside Félix Abánades ha decidido además «congelar» la inversión en nuevos suelos, ha reducido sus gastos operativos y, además, ha paralizado temporalmente las obras de construcción de cuatro promociones que presentaban con un bajo nivel de preventas.
 
Adicionalmente, Quabit está analizando el impacto de la crisis en la demanda de vivienda, de forma que, «una vez que concluya el estado de alarma y se tenga mayor visibilidad sobre los impactos en el mercado de promoción, procederá a actualizar su plan de negocio».

Por el momento, la actual coyuntura y, fundamentalmente la provisión realizada por deterioro en el suelo, han impactado en las cuentas de la inmobiliaria del primer trimestre, que salda con una pérdida de 40,82 millones de euros, que multiplica casi por cuarenta los ‘números rojos’ de un año antes.

La compañía disparó un 69% sus ingresos en los tres primeros meses del año, hasta sumar 29 millones de euros, si bien el beneficio bruto de explotación (Ebitda) también fue negativo, en 39,10 millones de euros, lastrado por la referida provisión.

En cuanto al ámbito operativo, en el primer trimestre ‘prevendió’ 132 viviendas, un 31% menos por el impacto de la crisis, si bien asegura no haber registrado un «significativo número» de resoluciones de contrato desde que se decretó el estado de alarma. De esta forma, cuenta con un cartera de preventas de 1.639 viviendas, un 33% superior a la del año anterior.

En el plano financiero, al cierre de marzo, Quabit presentaba una deuda financiera neta de 309 millones de euros, un 3% superior respecto al comienzo del año, pero que confía en ir reduciendo a lo largo del año gracias a las entregas de vivienda previstas.

Compartir