23 de septiembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Qué dos diputados de la región tuvieron ayer un durísimo encontronazo en el Congreso?

El PSOE se volcó este miércoles en el Congreso de los diputados para atacar al PP por los casos de corrupción y sobre todo por el "caso Lezo". El ministro de Justicia y diputado nacional por la provincia de Cuenca, Rafael Catalá, y el de Interior, Juan Ignacio Zoido, fueron los siguientes en el fuego cruzado después de las preguntas a Rajoy sobre ese tema. El PSOE pidió directamente la dimisión de Catalá, y el titular de Justicia, con una sonriente Cospedal al lado, aseguró que no va dimitir y que piensa seguir trabajando por el interés de los ciudadanos como ha hecho en los últimos treinta años porque, dijo, tiene "la confianza" de quien tiene que tenerla, del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Su gestión del caso Lezo, las presuntas injerencias del Ejecutivo en la actuación de la Fiscalía y su relación con Ignacio González, detenido por corrupción fueron las preguntas que tanto PSOE como Ciudadanos dirigieron a Catalá a pesar de que tiene una comparecencia por la tarde en comisión sobre este asunto. Y la que se destacó en el acoso al ministro fue otra castellano-manchega, la diputada del PSOE ciudadrealeño Isabel Rodríguez, que advirtió que, si no dimite, su partido presentará una moción para su reprobación y exigirá su relevo, para lo que espera contar con el respaldo del resto de grupos.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos, José Manuel Villegas, puso en duda que pueda seguir al frente del Ministerio si no da suficientes explicaciones sobre si dio información sensible a Pedro Antonio Sánchez, ex presidente de Murcia, o si ha filtrado o no información a González sobre su detención o por el SMS que se escribieron. "Tendrá que dar explicaciones, sino, se habrá convertido en un obstáculo" para alcanzar los acuerdos que propone la formación naranja en el ámbito de la Justicia. Pero quien más duro se mostró con el ministro fue el diputado socialista Artemi Rallo, que acusó a Catalá de ser "el brazo armado de una estrategia diseñada y orquestada por Rajoy para combatir la lucha contra la corrupción. Y va teniendo éxito. Es un arma letal, un 'killer', y ya se ha cobrado la cabeza de varios fiscales. O asume sus consecuencias o será Rajoy el que deshaga de usted. Rafa, sé fuerte".

Catalá defendió la autonomía de la Fiscalía y prometió dar todas las explicaciones que se le pidan, siempre y cuando sean de sus actos.

COMPARTIR: