23 de septiembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿La foto de qué político del PP de la región se ha mirado con lupa en el PSOE?

Unas mil personas se congregaron la semana pasada en Seseña para rendir homenaje a la bandera de España en los actos organizados por el ayuntamiento con la participación de la Academia de Infantería de Toledo. El secretario de Estado de Defensa, el toledano Agustín Conde, presidió el homenaje junto con el alcalde, Carlos Velázquez, y el coronel director de la Academia de Infantería, Francisco Javier Marcos Izquierdo. Numerosas autoridades civiles y militares asistieron también al acto, entre el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, la senadora Carmen Riolobos y alcaldes y concejales de la provincia.

Fue un acto emotivo en el que el Ejército y la bandera fueron los principales protagonistas. También destacó el papel de Agustín Conde en su condición de secretario de Estado ya que en todo momento ocupó el puesto principal en el orden protocolario. Su foto en el pequeño entarimado presidiendo el desfile de las tropas escoltado unos pasos por detrás y a ras de suelo por el delegado del Gobierno, el alcalde y el director de la Academia de Infantería ha dado que hablar en el PSOE, donde han analizado la imagen desde un punto de vista político y en relación con hipotéticos movimientos presentes y futuros en el Partido Popular. En ese sentido lo han interpretado como un mensaje sobre la figura de Conde como uno de los hombres fuertes del partido y del círculo de confianza de Cospedal, es decir, como alguien con muchas papeletas para suceder a la ministra de Defensa, y con su apoyo, en la función de cabeza de lista en las futuras elecciones autonómicas. Hay una parte del PSOE que está convencida de que el exalcalde de Toledo podría volver a ser el candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Comunidades, como ya lo fue frente a Bono en 1999, y que imágenes tan potentes como la de Seseña vendrían a corroborarlo.

Es una interpretación muy particular del PSOE frente a un PP en el que no quieren ni oír hablar de sucesión. Al menos por el momento.

COMPARTIR: