ORIGEN E HISTORIA DE LA REPRESENTACIÓN MENDOCINA

Todo preparado en Guadalajara para su gran cita anual: El Tenorio Mendocino

 

 

 

 

La cultura, la historia y el patrimonio de Guadalajara se conjugan de forma emblemática en la popular cita anual del Tenorio Mendocino. Esta convocatoria, que siguen cada año miles de guadalajareños y visitantes, es la representación itinerante de la obra de Don Juan Tenorio utilizando como escenario los edificios que la familia Mendoza construyó en la ciudad entre los siglos XV y XVII. Este será el Tenorio del año Covid, por lo que hay medidas especiales para su celebración.

 


 

La edición de 2020, sin perder su espíritu primigenio, tendrá características especiales debido a las medidas de seguridad y prevención impuestas por la pandemia de coronavirus.

La representación este año se hará en el Teatro Auditorio Buero Vallejo con un aforo del 45%. Los asistentes podrán disfrutar cada día de este espectáculo que se ha convertido en una seña de identidad de la ciudad durante el otoño. Las butacas serán asignadas previamente. Las representaciones se realizarán los días 30, 31 de octubre (a las 20:30 h.) y el 1 de noviembre (a las 19.00 h.).

 

EL ORIGEN

El Tenorio Mendocino parte de la iniciativa de los Amigos de la Capa, una pequeña y entusiasta Asociación de Guadalajara que, en la noche del 31 de octubre (víspera de Todos los Santos, la Noche de las Ánimas), "capaban" (imponían la capa) a los nuevos miembros y, después de una suculenta cena, entre licores y risas, recitaban versos de la obra “Don Juan Tenorio”, de José Zorrilla, para acompañar la sobremesa.

La primera representación del Tenorio Mendocino se hizo en 1992 y desde entonces no ha dejado de representarse cada año en torno el 31 de octubre, la noche de Todos los Santos.

Su antecedente más directo se remonta a la misma noche de ánimas de 1984 cuando, en un salón de la planta baja de un tradicional restaurante de la ciudad, entonces llamado "El Ventorrero", en el transcurso de una cena la Cofradía Amigos de la Capa se introduce por primera vez de manera sorpresiva para los comensales y en medio del trasiego y consumo de viandas, la escenificación de algunas escenas del clásico romántico de José Zorrilla, Don Juan Tenorio, por iniciativa de Javier Borobia, entonces secretario de la asociación, constituida un año antes.​

 

EL TENORIO Y LA FAMILIA MENDOZA

La representación supone una mezcla de los personajes de la obra Don Juan Tenorio con los de la familia Mendoza, la predominante y más rica de Guadalajara en el siglo XVI, cuando se sitúa la obra. La originalidad de las representaciones del Tenorio Mendocino radica en la unión del argumento de la obra de Don Juan con hechos de la familia Mendoza, fundamental en la historia de Guadalajara.

La escenificación consta de 7 actos y transcurre por algunos de los principales monumentos de la ciudad como el palacio del Infantado, el palacio de Antonio de Mendoza, la concatedral de Santa María, el palacio de la Cotilla y la iglesia de los Remedios.

Relacionando los peculiares escenarios construidos por la familia Mendoza, monumentos espectaculares y rincones que se llenan de espectáculo, este Tenorio se apellida Mendocino buscando las similitudes de localización con lo que fue en su tiempo. En el convento (ahora instituto) vuelven a cantar monjas, en el palacio renacentista vuelve a haber capas y espadas, la piedad de Cobarrubias inspira a Doña Inés a apiadarse del alma de Don Juan.

Aunque sus representaciones principales se llevan a cabo en Guadalajara, en algunas ediciones se ha representado también en varios municipios de la provincia (Sigüenza, Brihuega, Pastrana o Hita entre ellos) y en 1995 en Alcalá de Henares, dentro del programa del "Don Juan de Alcalá.​

En algunas ocasiones actores profesionales han participado en la obra, tales como Fele Martínez, Javier Mejía, María Pedroviejo, Abigail Tomey, José Luis Matienzo o Juan Carlos Naya.

 

PALCO PRIVILEGIADO

La ciudad prácticamente entera es el palco de un gran teatro para disfrute de todos los asistentes. Este espectáculo se ha consolidado como una de las referencias más importantes del otoño cultural de la capital alcarreña. Es algo que hay que ver y disfrutar como un hecho cultural único en el que se mezclan de forma extraordinaria la literatura, la historia, el patrimonio y la iniciativa popular de los vecinos de Guadalajara.

Año tras año, la representación ha ido sumando importancia y éxito de público por lo que se le han añadido alguna serie de "complementos" como la celebración del Retablo Mendocino, la representación de las Bodas de Felipe II en el Palacio del Infantado, un recital poético y visitas guiadas por los escenarios de la representación. Todo ello ha contribuido a su declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional.

 

GENTES DE GUADALAJARA

La Asociación Gentes de Guadalajara es la organizadora del Tenorio Mendocino. En 1992 alguien tuvo la feliz idea de hacer una escena en la calle, a vista y oído de todos.

Ante la expectación creada entre los casuales espectadores y el disfrute de los espontáneos actores, se propuso prepararlo para el año siguiente, de una manera más organizada y en diferentes calles y plazas de Guadalajara. Se buscaron espacios para las diferentes escenas entre los más representativos de la ciudad, en torno al centro histórico; fue entre los levantados por la familia Mendoza, donde se encontró el marco ideal.

Y parece que aquello gustaba… ¡y gustaba mucho! Lo que comenzó entre amigos y en escenarios casi improvisados, se convirtió en pocos años en todo un acontecimiento. El espectáculo creció gracias al empuje de los propios actores y al apoyo del ayuntamiento de Guadalajara, que comenzó a aportar recursos y la logística necesaria para acoger a los cientos de espectadores que acudían a la convocatoria.

Con el pasar de los años se crea la Asociación Gentes de Guadalajara para la organización de este evento. Nacido el Tenorio Mendocino entre amigos, aficionados y aquellos que disfrutan, surgió ya convertido en rito; y ha logrado conservar gran parte de lo espontáneo, lo amistoso, lo tradicional.

 

EL TENORIO EN EL AÑO DEL COVID 

-          La XXX edición del 'Tenorio Mendocino' se celebrará en el Teatro Buero Vallejo de Guadalajara, los días 30, 31 de octubre (a las 20:30 h.) y el 1 de noviembre (a las 19.00 h.), y no en los tradicionales escenarios por los monumentos y edificios más emblemáticos de la ciudad, para preservar la seguridad de los asistentes en la actual situación de pandemia. 

-          El coste de cada entrada será de un euro, que los promotores destinarán a la Cruz Roja

-          Las entradas se pueden adquirir en la taquilla del Teatro Auditorio Buero Vallejo, y también se pueden obtener de forma online en la página web del Teatro Buero Vallejo; se podrán adquirir 4 entradas como máximo por persona. 

-          Se advierte que la celebración de la representación podrá cambiar en cualquier momento en función de cómo evolucione la pandemia y las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Compartir