A vuelapluma

A vuelapluma


Eusebio Cedena

Insoportables charlatanes

No quiero pensar que la impagable pregunta de los bulos del gran José Félix Tezanos, un tipo maravilloso, forme parte de una guerra abierta dentro de la izquierda contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En el poder todo es posible, y más con Pablo Iglesias por el medio, pero es difícil imaginar que ya estamos en ese punto de locos. Aunque, habida cuenta de que el Palacio de la Moncloa y sus alrededores han resultado ser el primer propagador nacional de bulos, uno se inclina por imaginar que a Tezanos le ha dado un ataque de decencia y quiere pararle los pies al líder socialista. Bulos fuera. No hay que descartarlo, pero llega otra variante y me estropea la ecuación: el propio CIS de Tezanos ha sido encomendado en toda su grandeza a la invención y la propaganda, o sea a la mentira y el bulo propiamente dichos y con financiación de todos los españoles, lo que nos lleva al disparatado escenario de que el gran Tezanos se ha puesto en batalla contra sí mismo porque comprensiblemente tal vez no se soporta, ni a su propia entelequia ni a las que tiene alrededor. “Estoy hasta los cojones de todos nosotros”, que dijo Estanislao Figueras.

La situación sería hilarante y paradójica si no fuera tan molestosa. La pregunta de los bulos de Tezanos en realidad es un bulo en sí misma, pura estupidez y, encima, redactada con escritura escolar. Una falta de respeto y un insulto a la inteligencia, con todos los ingredientes de la agitación, aparte de una mala redacción de un pésimo escritor y un pobre sociólogo de partido, sueldo y moqueta oficial. Tanto dinero público para llegar a esto: no saber ni cómo se plantea correctamente una pregunta, aunque sea tan tramposa y manipuladora como esa. Pero es que, además de un trampantojo, la preguntita resulta ser una falacia, una mentira, una burda manipulación y supongo que precisamente por eso le gusta tanto a Pablo Iglesias, ese hombre, un valiente demócrata que quiere echar de España, según ha dicho él mismo, a la “ultraderecha mediática”, es decir, a todos los periodistas que no hagan y digan lo que quieren él y su excelso gobierno. Doy por hecho que Tezanos, la Sexta y otras buenas compañías se quedan, de manera que es una hipótesis viable pensar que cualquier día van a orquestar una encuesta en la que la pregunta principal pueda llegar a ser esta u otra parecida: “Usted está convencido de que el actual Gobierno es el mejor de la Historia de España y tal vez incluso del mundo: díganos las tres principales razones por las que tiene usted esta idea tan acertada”. Estamos a un telediario.

En fin, estoy completamente seguro de que los honestos votantes españoles de la izquierda, que son millones, considerarán estas prácticas entre repugnantes y muy repugnantes, además de poco edificantes, nada democráticas y con un punto totalitario insoportable en una democracia sólida y madura como la española. El CIS de Tezanos, en su deriva hacia la insignificancia moral, no se sostiene en un sistema político que se tenga respeto a sí mismo, ni en un país con un edificio público y privado de buenos valores y de conciencia plural, social, honesta. Una democracia, o sea, incapaz de establecer, por dignidad nacional, el cordón sanitario como gran eje político y la charlatanería como centro principal de actividad. A Tezanos no se lo merece España. Este tipo, ¿quién se ha creído que es y en qué banano piensa que está viviendo?  

Compartir
Update CMP