A vuelapluma

A vuelapluma


EUSEBIO CEDENA

La cara de candidato de Tirado

Cospedal será la candidata del PP a la Presidencia de Castilla-La Mancha en mayo de 2019 si ella quiere. Lo dudoso a día de hoy es que quiera. Con un año y medio por delante y todo un mundo por descubrir desde el Consejo de Ministros, a Cospedal probablemente no le queda tiempo y ganas para pensar todavía en estas cosas. Será una decisión importante que tendrá su momento y su lugar pero en este otoño incipiente queda tanto por suceder que cualquier cosa que se diga sobre ella no será más que una ocurrencia especulativa del cajón de los futuribles. Supongo, en todo caso, que a Cospedal le gusta jugar al escondite vista su omnipresencia en las filas del socialismo castellano-manchego, incapaz de olvidarla por un día y siempre cerca del botón del pánico por lo que pueda suceder. En el PSOE regional se habla más de Cospedal que de ninguna otra hipótesis y eso ya supone una victoria en sí misma.

En este ambiente me está llamando mucho la atención, de un tiempecillo para acá, la cara de candidato que se le está poniendo al secretario general y número dos de Cospedal en el PP de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, uno de los tipos más divertidos y socarrones de la política autonómica y el que mejor conoce hoy en día lo que se cuece en su partido en la región. Todos quieren a Cospedal como candidata a la Junta en 2019, incluido y sobre todo su secretario general, pero va quedando muy clarito que Tirado es la alternativa en caso de que finalmente la ministra no tome la decisión de dar el paso. No sé si Vicente se está viendo ya el careto en las farolas, pero yo sí sin demasiado esfuerzo de imaginación. Tirado lleva una buena temporada ejerciendo de líder regional del partido, dando vueltas por todas partes y poniendo el patio en orden y control, de manera que ya tenemos candidato en el PP si Cospedal da un paso atrás. Es decir, si no da un paso hacia adelante.

Es verdad que el Partido Popular tiene en su cartera otros tres o cuatro buenos candidatos a la Presidencia de la Junta, pero la de Tirado es la perspectiva con más futuro y apoyo general en el partido. El secretario general no sólo es un político de la máxima confianza de Cospedal sino que además es el gran artífice del mayor periodo de unidad y cohesión interna de la historia del PP en Castilla-La Mancha, un mérito de difícil fontanería y trabajo intenso y eficaz de organización, conciencia y pulsión social desconocido por los populares castellano-manchegos en épocas anteriores. Todo está en el aire, pero a Tirado la cara de candidato últimamente no hay quién se la quite, o sea.

Compartir