500 PERSONAS TRABAJAN EN LA EXTINCIÓN

Baja a nivel 1 el incendio de Cadalso-Almorox tras contenerse el fuego en los dos sectores

La Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid (ASEM) ha reducido esta mañana el nivel de gravedad del incendio de Cadalso y Cenicientos tras contener los bomberos el fuego en los dos sectores, ha informado Emergencias Comunidad de Madrid 112.

De esta forma, se pasa al nivel 1. El nivel 2 fue activado ayer por la Comunidad ante la gravedad del incendio y los diferentes focos encontrados. Así, asumió la dirección técnica de su extinción el director de la Agencia de Seguridad, Carlos Novillo.

Medio millar de personas siguen trabajando en el incendio, que aunque está contenido en su avance, sigue sin estar controlado ni estabilizado después de tres noches consecutivas, según el último balance facilitado por Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Así, en las dos áreas de trabajo, este y oeste, se ha podido contener el incendio evitando que vaya a más, pero los Bomberos de la Comunidad de Madrid no lo dan por controlado y unas 500 personas siguen en el terreno trabajando en la extinción y atención a los afectados.

A primera hora de la mañana, además, han vuelto los medios aéreos, que prestan especial cuidado con un nido hallado de águila imperial presente en la ladera sur de Peña Cenicientos. "Estamos trabajando para coordinarnos con los medios aéreos para que las descargas no afecten a este nido", ha explicado Agustín de la Herrán, jefe de bomberos.

Del mismo modo, De la Herrán ha explicado que en la zona norte y sur de Peña Cenicientos lo que hay son "pequeños focos activos" que quedarán controlados en cuanto intervengan los medios aéreos, mientras que hay un tercer punto, junto a la M-403, donde se están coordinando con los medios de Castilla-La Mancha.

"La previsión del día es esperanzadora y buena pero hay que esperar porque no lo podemos dar por controlado ni por extinguido", ha concluido el jefe de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

Domingo complicado

Ayer domingo las llamas obligaron a desalojar a otras cuarenta personas de una urbanización de Villa del Prado, en Madrid, además de las del camping de Cadalso de los Vidrios y se han tenido que cortar varios tramos cortados en las carreteras M-541, M-542; M507 y M-546.

Como ya hiciese ayer, sábado, el presidente de la Comunidad de Madrid en funciones, Pedro Rollán, ha acudido al puesto de mando situado en Cenicientos, acompañado por el director de la Agencia de Seguridad y Emergencias 112, Carlos Novillo y por la delegada del Gobierno en Madrid, Paz García Vera.

Ante los periodistas Rollán ha señalado que es "materialmente imposible" que el fuego quede controlado este domingo, porque el viento cambia "continuamente" y las temperaturas son "altísimas" -hay aviso naranja hasta las 21:00 por temperaturas de hasta 40 grados-, lo que dificulta las labores de extinción. 

La "hoja de ruta", ha informado Rollán, ha sido establecer un "perímetro de seguridad" donde los efectivos están redoblando sus esfuerzos para que el fuego no se propague, con dos vías de trabajo: "consolidar las poblaciones" y "atacar el fuego para evitar que se propague".

Una "táctica defensiva y preventiva" con "ataque directo" con maquinaria pesada para "cerrar el flanco este y oeste", ha detallado Novillo

Punto álgido de las llamas

La delegada del Gobierno ha señalado por su parte que las llamas han alcanzado su "punto álgido" por la complejidad de las tareas de extinción de un fuego "virulento", que afecta a un área de "vegetación muy densa" y donde "sopla mucho viento cambiante", por lo que el nivel de riesgo es más "alto".

Pese al desalojo de los inmuebles de las cuarenta personas de la urbanización Encinar del Alberche, las de las propiedades que lindan con terreno forestal, por el momento el fuego no ha afectado a ninguna vivienda, aunque sí pequeñas explotaciones agrícolas. 

Además, la delegada del Gobierno ha indicado que en gran parte de la zona quemada "los árboles no están afectados", por lo que ha confiado en que la recuperación forestal sea posible si se logra frenar el avance de las llamas pronto, tras hacer un perimetraje por la zona del incendio. 

En las próximas horas se seguirá atacando el fuego, una tarea que se está centrando en el de la zona este por la orientación del viento aunque sin descuidar las lenguajes de fuego existentes alrededor del perímetro.

Respecto a los desalojos de vecinos, sólo permanecen fuera de sus casas los de la urbanización Encinar del Alberche, en el polideportivo de Villa del Prado, y algunos de los ocupantes, alrededor de una docena, del camping desalojado ayer porque el resto ha vuelto a Madrid. Los de las urbanizaciones de Cadalso de los Vidrios y de Cenicientos han podido regresar ya a sus casas.

100 bomberos de Castilla-La Mancha

Ante los mensajes en redes sociales sobre la necesidad de voluntarios el 112 ha alertado de que las "las labores de extinción son tarea de profesionales" por lo que otras personas "dentro de la zona caliente" no ayudan, sino "que perjudican enormemente" y han pedido hacer caso únicamente a fuentes oficiales. 

A primera hora de este domingo se ha activado el nivel 2 del plan de emergencias contra incendios (Infoma). 

En las labores de extinción trabajan 200 bomberos de la Comunidad de Madrid, 140 de la UME, 100 bomberos de Castilla La Mancha, 34 guardia civiles, 8 miembros del Summa y ocho Agentes Forestales.

Tierraseca, acompañado de la delegada del Gobierno de España en la Comunidad de Madrid, María Paz García Vera, del subdelegado del Gobierno en Toledo, Carlos Ángel Devia, del director General de Protección Ciudadana de la JCCM, Emilio Puig, del director General de Política Forestal y Espacios Naturales, Rafael Cubero, y responsables de la Comunidad de Madrid, ha podido conocer de primera mano y sobre el terreno la situación actual del incendio.

En nota de prensa, la Delegación ha indicado que el representante del Gobierno de España ha incidido en la importancia de la colaboración intercomunitaria. En este sentido, Tierraseca ha comentado que "las catástrofes no tiene fronteras y tampoco lo pueden tener ni los medios ni las administraciones cuando se trata de socorrer a la población".

A preguntas de los medios de comunicación sobre el posible origen del incendio, el delegado del Gobierno ha señalado que en este momento la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer las causas, y ha pedido "respeto y prudencia hasta que finalice la investigación". Medios del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, así como efectivos de la UME y de las Comunidades Autónomas de Castilla-La Mancha y Madrid trabajan de manera coordinada para la extinción de este incendio.

Madrid da el incendio por estabilizado

Por su parte, el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha dado por controlado el perímetro y por casi estabilizado el incendio que afecta a Cadalso de los Vidrios y Cenicientos y espera que este martes esté controlado del todo, ya que todavía queda un importante foco activo en la falda norte de la Peña Cenicientos.

"La situación está mejorando notablemente. Se ha contenido dentro del perímetro. Ahora solo queda vivo el foco vivo de la falda norte de la peña de Cenicientos, donde se está lanzando agua continuamente. Se ha quemado mucha superficie. Hay que determinar la superficie que ha sido pasto de las llamas. La incidencia del incendio ha sido desigualdad. En algunas zonas las copas de los árboles salvar y otras que ha ardido todo", ha afirmado.

Tras una reunión de coordinación celebrada a las 11.15 horas de este lunes, Rollán ha indicado a los medios que gracias al "extraordinario esfuerzo" de 450 trabajadores desde el viernes por la tarde ya han sido capaces de contener el perímetro del incendio para que pase de los términos municipales de Cadalso, Cenicientos y Las Rozas de Puerto Real.

En la reunión ha participado también la delegada del Gobierno en Madrid, María Paz García Vera, el director de la Agencias de Seguridad y Emergencias de la Comunidad (ASEM), Carlos Novillos, y, entre otros, un miembros de la Agencia Estatal de Metereología (Aemet), quien ha explicado que las previsiones de hoy es que habrá dos grados menos de ayer y con una reducción de un 10 por ciento de la velocidad del viento, que ha sido una de las causas principales de la expansión del incendio.

En total, las llamas han quemado 2.500 hectáreas de masa forestal en la Comunidad de Madrid y 800 en Toledo, donde comenzó en la localidad de Almorox, "en un entorno con extraordinaria masa forestal y combustible y con un viento cambiante que ha dificultado las labores del dispositivo".

Pedro Rollán ha recalcado que no ha habido víctimas mortales, pero los operarios "se han jugado literalmente la vida". El fuego tampoco ha afectado a viviendas, pero sí a establos y casetas donde los agricultores de la zona guardan los aperos de labranza.

COMPARTIR:
TAGS: