GRAN INYECCIÓN DE DINERO A CECAM, CCOO Y UGT

El incontestable gráfico sobre subvenciones que ha provocado los celos sindicales en Castilla-La Mancha

El Gobierno de Castilla-La Mancha concedía la pasada semana una subvención directa de 290.000 euros a la Confederación Regional de Empresarios (Cecam) para la divulgación, asesoramiento y el seguimiento de los incentivos a la contratación, y otras dos de 430.000 euros cada una a UGT y CCOO vinculadas a la evaluación y difusión del Plan Extraordinario por el Empleo en Castilla-La Mancha.

Una situación que no tardaba en generar duras críticas y celos sindicales por la política de subvenciones del Ejecutivo autonómico presidido por Emiliano García-Page. Después de que CSIF calificase de "inmoral" la subvención de 860.000 euros, de carácter extraordinario, que han recibido las organizaciones sindicales CCOO y UGT​, la Intersindical de Castilla-La Mancha, que engloba a los sindicatos STE, STAS y SF, ha hecho público un duro comunicado en el que asegura que esta última inyección de dinero público "ha abierto una enorme polémica en los centros de trabajo y en la propia sociedad castellano-manchega".

Intersindical, para denunciar "la dimensión del sistema clientelar que está instalado en Castilla-La Mancha", ha preparado un incontestable gráfico (que abre esta información) sobre las subvenciones a patronal y sindicatos que están recogidas tanto en el portal de transparencia de la Junta como en el propio Documento Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM). Así, puede comprobarse que, desde 2014, CCOO ha recibido un total de 3.294.684 euros, UGT 3.337.224,97 euros y CECAM 7.730.828,82 euros, todo ello sin contar con las subvenciones concedidas la pasada semana con carácter extraordinario.

"Si la cifra es escandalosa, la justificación no deja de ser lo menos. ¿Ayudas directas para evaluar y difundir un Plan de la Junta? ¿No hay personal público para hacer este trabajo? ¿Cómo se puede luchar contra las externalizaciones si se asumen funciones que debieran gestionarse por la Administración?", se pregunta Intersindical, que recuerda que no ha recibido ninguna subvención de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y que sus ingresos "se deben principalmente a las cuotas de nuestros afiliados, más la financiación para la actividad sindical por parte del Ministerio de Trabajo y de la UCLM en función de los delegados electos en las elecciones sindicales (menos del 3% de nuestros ingresos)".

"El que paga, manda"

De hecho, Intersindical asegura que "el sindicalismo actual está malherido y no le faltan voluntariosos aspirantes a enterradores, que pretenden reducir a nada la resistencia de trabajadoras y trabajadores". Así, señalan a "las cúpulas de CCOO y UGT", a las que acusan de "encontrarse cada vez más alejadas de las necesidades reales de los centros de trabajo". "Las organizaciones, sobredimensionadas y burocratizadas, se convierten en objetivo en sí mismas, y su mantenimiento requiere muchos esfuerzos y recursos. Cuando estos recursos, que ya son escasos, se reducen aún más por la escasa tasa de afiliación, la alternativa fácil y a la que han recurrido los, hasta ahora, sindicatos mayoritarios, ha sido a obtener financiación por la dotación de subvenciones públicas", añade.

"Los gobiernos tienen constatado que a mayor subvención, mayor paz social, por lo que les es fácil abrir y cerrar el grifo de la financiación y así modular la propia acción sindical, llegando a cometer conductas antisindicales y antidemocráticas con los sindicatos que plantamos cara. El que paga, manda", finaliza Intersindical.

COMPARTIR: