PATRIMONIO

El Ayuntamiento de Belmonte señala a quien tiene que reparar la histórica muralla dañada

El Ayuntamiento de Belmonte (Cuenca) requerirá a los propietarios del castillo de la localidad que acometan la reparación de la muralla medieval que ha sufrido un desprendimiento en los últimos días, tras las intensas lluvias.

Así lo ha indicado, en declaraciones a Efe, la alcaldesa belmonteña, Lourdes López, quien ha apuntado que esa muralla forma parte del conjunto histórico-artístico del castillo, del siglo XV, que es de propiedad privada.

En este sentido, ha explicado que las lluvias del pasado 5 de noviembre provocaron el derrumbe de unos 50 metros cuadrados de esa muralla, que ya se encontraba “en mal estado”, como advertía esta semana un grupo de amigos del patrimonio de Belmonte.

Ese colectivo avanzaba además que dirigiría una misiva a la Diputación de Cuenca, para instar a su reparación, a lo que la regidora ha indicado que es a los propietarios a los que hay que exigirle la actuación en este enclave histórico.

Sin embargo, esto no es óbice para que se solicite apoyo “a las administraciones” para hacer “más fuerza”, ha apuntado la alcaldesa.

López ha recordado que la muralla medieval abrazaba a todo el pueblo en su origen, pero con el paso de los siglos mucha parte del trazado se ha perdido.

En estos momentos hay “dos lienzos a la vista”: uno de ellos, el que conecta la fortaleza del siglo XV con la puerta de San Juan, que necesita una restauración tras el derrumbe y por su mal estado; y un segundo, que enlaza con la puerta de Chinchilla, que fue rehabilitado hace unos años. 

Compartir