SUFRÍA UN CANCER DE RECTO

El Sescam indemniza a un paciente de Albacete con más de 54.000 euros por "un retraso grave"

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) ha indemnizado con 54.651,55 euros a un paciente en un expediente de responsabilidad patrimonial en el que la Administración Sanitaria ha reconocido un retraso grave en la detección y tratamiento de un cáncer de recto, según ha informado el despacho del abogado Antonio Millán Callado, de Albacete, que ha llevado la causa. 

Según el relato del citado despacho, los hechos se remontan a Enero de 2012 cuando el paciente, un varón de 56 años, acude al médico de familia, con síntomas y antecedentes compatibles con un cáncer. A partir de ese momento es derivado al servicio de digestivo y, tras varios meses y varias consultas sin realizarse una colonoscopia, el paciente tiene que ser ingresado de urgencia, con una grave anemia por pérdida de sangre, y, durante ese ingreso, 11 meses después de su primera visita al médico, se le diagnostica que padece un cáncer de recto; del que comienza a ser tratado en Diciembre de 2012. 

El paciente interpone una denuncia ante el Juzgado de Instrucción, por entender que había sido víctima de una negligencia médica, de graves lesiones y secuelas. El Juzgado de Instrucción Nº 3 de Albacete incoa Diligencias Previas, en las que comparecieron como investigados varios especialistas de digestivo y oncología del SESCAM; y en las que, finalmente, se determinó por el médico forense que el retraso de 11 meses en el diagnóstico e inicio de tratamiento ha supuesto un acortamiento de las posibilidades de supervivencia y unas secuelas gravísimas para el afectado. 

El procedimiento judicial también concluyó que el retraso en la realización de las pruebas diagnósticas se debió a los recortes económicos en materia sanitaria, que provocaron la existencia de listas de espera de varios cientos de personas para realizar una colonoscopia que, aun siendo preferente, podía demorarse durante casi un año y medio (554 días). 

Tras el archivo del procedimiento penal, formularon una reclamación de responsabilidad patrimonial frente al SESCAM por la deficiente atención sanitaria que recibió.

En la Resolución dictada en el procedimiento de responsabilidad patrimonial, según el abogado del paciente, el SESCAM "reconoce que se ha producido un retraso no justificado en la realización al paciente de una colonoscopia y, por tanto, en la detección y tratamiento de su enfermedad; lo que ha condicionado negativamente la evolución de dicha enfermedad y ha causado al paciente unos penosos daños y unas secuelas, que aún hoy padece, que no hubiera sufrido con una detección precoz del cáncer". 

El paciente, debido a ese retraso en el diagnóstico, recibió sesiones de radioterapia y quimioterapia que no hubiera recibido si el diagnóstico se hubiera realizado en un plazo prudencial. Asimismo, padece secuelas urinarias e intestinales, y también psicológicas, que se han producido, o al menos agravado, por el retraso injustificado en la asistencia sanitaria prestada; lo cual dificulta mucho el día a día en su vida. 

"Nuestro cliente, que prefiere permanecer en el anonimato, quiere hacer pública esta resolución para denunciar que los recortes económicos en Sanidad que sufrió la Región en esos años (2011-2015) desembocaron en una asistencia sanitaria deficiente que provocó importantes daños y secuelas a muchos pacientes; y para animar a los ciudadanos que se vean en esta situación a no dejarse paralizar por el miedo, a afrontar la situación y a reclamar por los derechos que les corresponden, porque, aunque se trate de la Administración, también debe responder ante los tribunales si no hace las cosas bien", señala la nota. 

"En nuestro caso han sido más de siete años, pero finalmente el SESCAM ha reconocido que prestó a nuestro cliente una atención sanitaria deficiente; y aunque la indemnización no compensa realmente el padecimiento sufrido, es de justicia que sea indemnizado; pero, sobre todo, y más allá de la indemnización, es importante que situaciones como esta no vuelvan a producirse", concluye el abogado albaceteño.

Compartir