HAY DOS DETENIDOS

Un menor de 15 años, apuñalado por piropear a dos chicas en el centro de Madrid

La Policía Municipal de Madrid detuvo el sábado a dos adolescentes tras apuñalar a un menor de 15 años por piropear a unas chicas de su grupo el sábado en pleno centro de la capital, ha informado a Europa Press un portavoz del Cuerpo Local.

Los hechos tuvieron lugar a las 18.55 horas de ese día a la altura del número 2 de la calle Maestro Victoria, junto a la plaza del Celenque. Al parecer, ocho chicos y dos chicas estaban en la zona cuando por detrás llegaron otros dos chavales que piropearon a las jóvenes. Entonces, un miembro del grupo se dio la vuelta y apuñaló con una navaja a la persona que profirió los piropos.

Tras ello, el grupo atacante salió corriendo dirección a la calle Preciados, que estaba llena de gente. Agentes municipales de Centro Sur, que estaban de servicio en la zona por la campaña de Navidad, comprobaron lo ocurrido y les persiguieron, consiguiendo detener a dos de ellos en la calle Preciados. Se trata de dos españoles de 17 y 18 años residentes en Alcorcón. En un cacheo les encontraron varios gramos de hachís.

Mientras tanto, otros agentes auxiliaron al herido, un menor de origen rumano de 15 años, y a su acompañante, de 20 años y nacionalidad boliviana. Manifestaron que iban por la zona cuando esos jóvenes les empezaron a provocar "sin motivo", aunque los arrestados señalaron en comisaría que se debía a los piropos. Serán las imágenes cámaras de seguridad de la zona las que determinen qué pasó realmente.

Sanitarios del Samur-Protección Civil atendieron al herido y le trasladaron al Hospital Clínico en estado reservado, pero no grave. Presentaba una herida punzante en el hombro derecho, del que sangraba abundantemente, ha apuntado a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid.

Por su parte, los agentes encontraron al lado de una tienda cercana a los hechos el arma utilizada, una navaja con mango negro y amarillo de 8 centímetros de hoja. Fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid descartan que se trate de un conflicto entre bandas latinas.

Compartir