18 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ENTRÓ EN LA ENFERMERÍA EN PARO CARDIACO

Espeluznante cogida del banderillero albaceteño Mariano de la Viña

Impactante imagen de la cogida de Mariano de la Viña (Foto: Efe)
Impactante imagen de la cogida de Mariano de la Viña (Foto: Efe)

El banderillero albaceteño Mariano de la Viña ha sufrido esta tarde una espantosa cogida en el cuarto toro de la última corrida del Pilar de Zaragoza cuando intentaba sujetarlo con el capote y al perder unos pasos quedó a merced del animal que lo empitonó salvajemente por el pecho para luego cornearle en el suelo y arrástralo varios metros a base de derrotes hasta que las cuadrillas pudieron rescatarlo. En parada cardíaca fue trasladado al quirófano de la plaza donde los doctores Val Carreres, padre e hija, han estado operando varias cornadas de pronóstico gravísimo y posteriormente trasladado en ambulancia a la clínica Quirón.

A merced del toro, De la Viña parecía un hombre muerto cuando fue llevado por sus compañeros y el silencio más sobrecogedor sea apoderó de la plaza, en cuya arena quedó un gran charco de sangre. 

Cuando entró en la enfermería, había perdido ya cinco litros de sangre, entrando en paro cardiaco. Dentro de la desgracia, el cirujano de Zaragoza, el doctor Val-Carreres, y su equipo lograron estabilizarlo mientras una ambulancia traía con la máxima urgencia litros de sangre del Hospital General. La imagen de desolación de Enrique Ponce, que tuvo que seguir con la lidia del toro Sigiloso, hacía presagiar lo peor.

COMPARTIR: