DECISIÓN DE LA COMISIÓN DE FESTEJOS

Deciden cambiar la fecha de la Fiesta del Olivo de Mora por las elecciones generales

La LXIII Fiesta del Olivo de Mora (Toledo) se ha visto obligada a cambiar la fecha de celebración programa en un principio para los días 27,28 y 29 de abril por el fin de semana del 4, 5 y 6 de mayo.

El anuncio el pasado viernes del adelanto de las Elecciones Generales al próximo domingo 28 de abril provocó la convocatoria urgente por parte del regidor moracho Emilio Bravo, a todos los miembros de la Comisión Organizadora de la LXIII Fiesta del Olivo y todas las subcomisiones en las que se divide, para en palabras del alcalde “escuchar a los morachos antes de tomar una decisión respecto al aplazamiento o no de la celebración de nuestra Fiesta del Olivo”

Esta reunión extraordinaria ha tenido lugar en la tarde de este martes en el salón de plenos del consistorio moracho. Una multitudinaria sesión en la que se han tratado y debatido los pros y contras de un posible cambio de fecha de la Fiesta o de por el contrario mantenerla en la fecha prevista. Después del debate, se ha considerado como lo más adecuado el cambio de fecha de celebración al siguiente fin de semana, por lo que la 63ª Fiesta del olivo pasará a celebrarse los días 4, 5 y 6 de mayo.

“Desde este momento el Ayuntamiento se pone manos a la obra para asegurar el éxito de esta edición en las nuevas fechas”, ha indicado Emilio Bravo, quien resaltaba que “habrá que ver la disponibilidad de fecha para cambio de las verbenas y espectáculos previstos, la corrida de toros, etc., incluso solicitaremos el cambio del día de fiesta local que estaba previsto el próximo lunes 29 al lunes 6 de mayo”.

Según informa el Consistorio, los motivos expuestos para el cambio han sido muchos, pero principalmente ha primado preservar la seguridad de los colegios electorales, recinto ferial y recorrido del Desfile de Carrozas y Carros engalanados al que asisten anualmente miles de personas.  Además, "se ha tenido en cuenta otros posibles inconvenientes como son la pérdida del foco mediático y la repercusión que la Fiesta tradicionalmente tiene y que merece, o la posibilidad de que el número de visitantes se pudiera ver reducido drásticamente, algo que ha pesado mucho por respeto a las peñas y carroceros que trabajan durante meses para poder lucir sus carrozas en el Desfile y no seria justo que este se viese deslucido por esta cinscunstancia," concluye el comunicado.

COMPARTIR: