20 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

NIEGA QUE EXTORSIONARA A UNA MUJER

Visto para sentencia el juicio de Albacete contra el pederasta de Ciudad Lineal

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Antonio A. Ortiz, el pederasta de Ciudad Lineal que este miércoles ha sido juzgado en Albacete por un supuesto delito de extorsión cometido, junto a otro hombre, contra una mujer en la localidad albaceteña de Valdeganga, ha negado tener nada que ver con los hechos.

Durante una breve declaración en el proceso que se ha seguido en el juzgado de lo Penal 1 de Albacete y que ha generado gran expectación mediática por los antecedentes del acusado, ha negado que acudiera a una casa de esta localidad para amenazar a una mujer mayor en caso de que no les abonara 100.000 euros por la supuesta deuda de su hijo, que está también en prisión.

El otro acusado, C.G.M., que sí ha reconocido haber estado en Valdeganga pero porque tenía amistad con el hijo de la supuesta víctima, ha negado que amenazara a la mujer diciéndole que sabían que su marido trabajaba en el campo y podían ir a buscarle o que conocían dónde vivían sus nietos.

"No le dije en ningún momento que le fuéramos a hacer daño y no la he amenazado ni en ese ni en otro momento", ha aseverado. La mujer se ha ratificado en la versión que contó a la Guardia Civil cuando ocurrieron los hechos, en 2014, y ha asegurado que sintió miedo y ha añadido que lo sigue sintiendo. Ha afirmado que la amenazaron con que su casa se podía quemar o hacerle daño a su familia.

El guardia civil que instruyó las diligencias ha explicado que localizaron al acusado C.G.M. porque un vecino de la supuesta víctima, que es agente de la Policía Nacional, tomó la matrícula al resultarle "sospechosos" y que a Antonio Ortiz lo reconoció tiempo después "al verlo por la tele por su otro juicio". 

El fiscal y la acusación han mantenido la petición de nueve meses de cárcel y las defensas han pedido la libre absolución al entender que los hechos no están acreditados. El juicio ha quedado visto para sentencia.

COMPARTIR: