ACORDADO CON EL SECTOR

Castilla-La Mancha acuerda atrasar el toque de queda a medianoche a petición de la hostelería

El Gobierno de Castilla-La Mancha reducirá el horario de la restricción de la movilidad nocturna decretado por el estado de alarma en todo el país en una hora, aplicándolo a partir de las doce de la noche y hasta las seis de la mañana.

Así lo ha avanzado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en la reunión que ha mantenido con representantes del sector hostelero y que da continuidad al encuentro celebrado por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con los presidentes de las cinco diputaciones provinciales y representantes de la FEMP y los agentes sociales para analizar la aplicación del estado de alarma en nuestra comunidad autónoma. 

La consejera, que ha estado acompañada en el encuentro por la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust; y por la directora general de Turismo, Comercio y Artesanía, Ana Isabel Fernández; ha reiterado el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha al sector hostelero de la región, y ha avanzado que el Ejecutivo autonómico va a tener en cuenta la petición de la hostelería de la región de aplicar el toque de queda desde la medianoche y hasta las seis de la mañana, retrasando en una hora la entrada en vigor de la restricción a partir de la publicación del correspondiente decreto en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

Patricia Franco también ha avanzado al sector que el Ejecutivo regional reducirá de 10 a 6 el número máximo de personas no convivientes en las reuniones de ámbito privado o en espacios públicos.

Agradecimiento de los hosteleros

De su lado, la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castilla-La Mancha ha destacado la "sensibilidad" del Gobierno regional con este sector y ha valorado de forma positiva la decisión de posponer hasta las doce de la noche el inicio del toque de queda.

En un comunicado de prensa, remitido este jueves, los hosteleros han explicado que el hecho de que el toque de queda se inicie a las doce de la noche favorece la actividad de bares, restaurantes y cafeterías en el horario propio del servicio de cenas, algo que "contribuye a aliviar la difícil situación por la que atraviesa el sector" y que, además, se "agravará" por los cierres perimetrales de las comunidades autónomas.

De hecho, demorar el inicio de la restricción de la movilidad nocturna ha sido una petición "reiteradamente formulada" por la Federación regional de Hostelería, que ha destacado, en este sentido, la "sensibilidad" del Gobierno de Castilla-La Mancha hacia dicha demanda.

La Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castilla-La Mancha también ha resaltado el clima de diálogo que mantiene con el Gobierno regional y la buena predisposición de ambas partes.

El presidente del colectivo, José Crespo, ha señalado "el esfuerzo de todo el personal técnico y de servicios jurídicos realizado de las cinco asociaciones provinciales de hostelería de Castilla-La Mancha, por dar la cara y defender al sector hostelero de cada uno de sus territorios, tanto empresas afiliadas como no afiliadas". 

Compartir