ABSUELVE A AMBOS

Decisión salomónica en las denuncias cruzadas entre un edil y un trabajador del Ayuntamiento de Torrijos

Ayuntamiento de Torrijos
Ayuntamiento de Torrijos

El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrijos ha considerado no probadas las acusaciones de agresión denunciadas en 2016 por un edil del Partido Popular y el presidente de la Junta de Personal Funcionario del Ayuntamiento de la localidad, por lo que han sido absueltos.

Así lo ha comunicado CCOO en una nota de prensa, en la que ha informado que la sentencia, que ha sido facilitada a los medios de comunicación, sí ha instado al Decanato a instruir diligencias contra las dos testigos propuestas por el edil del PP José Antonio Muñoz "por si hubieran podido cometer un delito de falso testimonio del artículo 458 del Código Penal".

La sentencia, así mismo, subraya que hay un único hecho probado, que es que el 20 de junio de 2016, sobre las 13.30 horas, "se produjo una fuerte discusión" entre José Antonio Muñoz y el presidente de la Junta de Personal Funcionario del Ayuntamiento de Torrijos en la plaza de San Gil de la localidad motivada por "unas expresiones" que el edil había vertido sobre el representante de los trabajadores municipales "en el ejercicio de una actividad particular dentro de su partido político".

A raíz de este enfrentamiento, el edil denunció al trabajador y viceversa; ya que ambos mantuvieron versiones opuestas de lo sucedido por las que el juez ha subrayado que no hay pruebas objetivas ni testificales que respalden ni al uno ni al otro, en una sentencia que ninguno de los dos ha recurrido.

Respecto a las dos testigos, la sentencia ha apuntado que el magistrado ha realizado "un especial pronunciamiento sobre su actuación procesal" puesto que el relato de los hechos que ofrecieron en la fase de instrucción es "de todo punto incompatible" con el testimonio que prestaron en el juicio oral.

Inicialmente, ambas respaldaron la versión del edil, al que dijeron no conocer, pero en el juicio oral, "una vez advertidas expresamente de las consecuencias penales" de faltar a la verdad, "las testigos alteran sustancialmente la versión de los hechos" y confesaron "que no vieron ninguna agresión física de nadie hacia nadie".

Por su parte, el secretario general de CCOO Toledo, José Luis Arroyo, ha valorado la decisión judicial y ha señalado que "es obvio y evidente que las mentiras de los dirigentes populares de Torrijos y sus testigos no se las creen ni los jueces". 

COMPARTIR:
TAGS: