16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LIBRE DE LA INFECCIÓN

Reabre con normalidad la piscina toledana donde se detectó la 'ameba comecerebros'

El Ayuntamiento de Torrijos (Toledo) ha reabierto hoy "con normalidad" la piscina cubierta de la localidad, tras confirmarse que está libre de la 'ameba comecerebros', el parásito que el pasado mes de mayo infectó a una niña, según ha indicado el alcalde, Anastasio Arevallillo.

En declaraciones a Efe, Arevalillo ha explicado que la piscina se ha abierto primera hora de la mañana y que está habiendo la actividad habitual que puede haber un miércoles no festivo, ya que por las mañanas la afluencia de usuarios a la piscina es menor, hay cursillos, van personas mayores y personas que no trabajan y también se abren las instalaciones para el nado libre.

Arevalillo ha reconocido que ha sido una época "dura" tras lo ocurrido, y ha confiado en que a partir de ahora la actividad en la piscina siga siendo normal.

En este sentido, ha dicho que prefiere que la Consejería de Sanidad vigile las buenas condiciones del agua, y aunque cree que no va a volver ha ocurrir un suceso similar, prefiere que "al menos durante un tiempo sigan haciendo análisis periódicos, para que todo el mundo tenga la seguridad de que si se está bañando las aguas están limpias".

El pasado lunes, el director general de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Sanidad, Manuel Tordera, ya avanzó que la piscina reabriría porque los análisis revelaban que sus aguas estaban libres de la 'ameba comecerebros', pero también agregó que su agua se seguirá vigilando periódicamente.

El regidor ha comentado que con la gravedad que puede suponer es mejor "que tengan la piscina más controlada", aunque es muy probable "que nunca más vuelva a haber problemas de este tipo".

En cualquier caso, el Ayuntamiento anima a los usuarios a que acudan a la piscina, que ahora es más segura, ya que antes se hacían los análisis normales que buscan determinar la posible existencia de patógenos como la legionella, pero no para detectar una ameba de vida libre como la que ocasionó la infección de la niña. 

"Pero una vez que sabemos lo que hay, y que los análisis han confirmado que estamos limpios, probablemente la piscina esté mucho más controlada y mejor que antes", ha considerado el alcalde de Torrijos.

Y ha añadido: "Si hemos abierto es porque tenemos los informes de las analíticas que han confirmado que no existe nada y, por lo tanto, animo a todo el mundo a que siga practicando el deporte de la natación, si es lo que quiere".

Por otra parte, Arevalillo ha recordado que el Ayuntamiento ha invertido más de 100.000 euros para mejorar la piscina, ya que una vez que tuvo que ser vaciada tras confirmarse que el parásito fue el causante de la infección de la menor, se determinó que era necesario hacer actuaciones para cambiar materiales y equipación después de 18 años de uso de las instalaciones, que fueron inauguradas en 2000.

COMPARTIR: